Efemérides

Efemérides Efemérides de Juan Manzanares García del 10 de enero

10 ENERO
La frase de hoy.

Disfruta del día hasta que un imbécil te lo arruine.

WOODY ALLEN

PERSONAJE DEL DÍA

ANTONIO DE ESCAÑO Y GARCÍA GARRO DE CÁCERES

De entre las personalidades que destacan en la historia de Cartagena es especialmente relevante la del almirante Antonio de Escaño, segundo oficial al mando de la armada española en la batalla de Trafalgar.

Participó en el sitio de Tolón y en los combates navales de Espartel, Finisterre, San Vicente y Trafalgar. En esta última acción fue herido cuando desempeñaba el destino de mayor general de la Escuadra española. Su patriotismo y abnegación le indujeron a aceptar altos cargos de gran responsabilidad durante los difíciles días de la Independencia: el de ministro de Marina y el de miembro del Consejo de Regencia, organismo en que recayó la soberanía nacional y al que correspondió convocar las Cortes de Cádiz. Organizó la defensa de esta plaza frente a la invasión francesa

Antonio de Escaño y García Garro de Cáceres nació en el 1752, en una de las pequeñas calles peatonales que conectan en la ciudad de Cartagena la calle mayor con la calle del Aire, en una casa blasonada que aún hoy día se puede visitar.

Hijo de Martín de Escaño, capitán de infantería, que fuera regidor de Cartagena en 1736, y María Cristina Josefa García Garro de Cáceres, con abuelos de ascendencia gaditana y tradicionales vínculos con el ejército.

Su carrera en la marina comenzaría el 8 de julio de 1767, como guardiamarina del Departamento de Cádiz. En 1768 embarcaba en el navío El Terrible y en 1770 ya era alférez de fragata. Sus grados fueron elevándose, en 1774 era alférez de navío, en 1782 capitán de fragata, en 1789 brigadier, en 1802 jefe de Escuadra y en 1805 teniente general.

La carrera militar de Escaño se desarrolló en dos ámbitos, por un lado, en sus puestos de responsabilidad en tierra y por otro en sus facultades como marino y estratega en el mar.

En 1786 fue comisionado en Madrid para trabajar en la recopilación de las Ordenanzas de la Armada, junto a los oficiales Churruca y Mazarredo, elaborando también un Diccionario de Marina que le valdría su ingreso en la Academia de la Historia

En 1803 servía en la Comandancia de los tercios Navales del Norte, en 1808 se hacía cargo del ministerio de Marina y 1810 era nombrado Regente de España en Indias, puesto que sólo ocuparía hasta el mes de octubre, ya convocadas las Cortés de Cádiz, ciudad a la que sería trasladado, donde moriría en 1814 antes de poder consumar su traslado a su ciudad natal de Cartagena.

Como marino y oficial Escaño participó en alguno de los sucesos bélicos más relevantes de la historia de la armada española. En 1783 estuvo en la expedición contra Argel, en los conflictos de Brest, Finisterre y de la Martinica; en 1797 participó en la batalla contra la armada inglesa, en el Cabo de San Vicente, donde pudo salvar al buque insignia de la armada, el Santísima Trinidad, siendo condecorado por ello con la encomienda de la orden de Santiago.

Pero sin duda su participación en la batalla de Trafalgar es la más relevante, dada su trascendencia. Siendo segundo jefe de la escuadra española, a las órdenes del almirante Gravina, sería el escogido para trasladar al jefe de la escuadra franco-española, general Villeneuve, la opinión española de romper el cerco de la escuadra inglesa saliendo de la bahía de Cádiz, sugerencia a la que el oficial francés se negaría.

Tras la conocida derrota infringida por la escuadra inglesa de Nelson, de la que el almirante Escaño pudo salvar nueve buques que llegaron a fondear en Cádiz, fue el encargado de comunicar a Godoy, primer ministro de la regencia de Carlos IV, el desastre, ya que su superior, general Gravina, había sido gravemente herido. Gravina moriría días después y Escaño sería promovido a Teniente General, haciéndole entrega del bastón de mando de su anterior superior.

El once de julio de 1814 después de dedicarse, un rato a la lectura, salió a dar un corto paseo por las calles, acercándose luego a contemplar el animado movimiento del puerto. Poco después de las dos de la tarde regresa a su casa. Se sienta a la mesa y cuando su criado acude a servirle le encuentra sin señales aparentes de vida.

Según los Registros Castrenses, don Antonio de Escaño falleció el día 12 de julio de 1814, soltero y a la edad de 62 años, siendo sepultado en la tarde del día trece en el cementerio general de San José de Extramuros de Cádiz.

En el entierro iban en cabeza comunidades y clero, siguiendo en dos filas 25 marineros y 25 artilleros, portando todos faroles de barcos; la música de los batallones de Marina tocando con sordina compases fúnebres. En el centro del cortejo iba el ataúd, que era llevado a hombros de seis granaderos. Las cintas eran asidas por caballeros de Santiago, a cuya Orden pertenecía. Después iba la Plana Mayor del Departamento, gobernador militar, generales, jefes y oficiales de las distintas armas y cuerpos y numeroso público. Cerrando el cortejo iba la guardia de honor.

 

EFEMÉRIDES DE CARTAGENA DEL 10 DE ENERO

©Juan Manzanares García

-1559. En el reinado de Felipe II se emite una ley que incorpora a la corona las minas de oro, plata y azogue, dando normas para su explotación.

-1597. Fondean en el puerto de Cartagena 40 galeras reales al mando del general de las mismas, Príncipe Doria.

-1600. Se ha sabido hoy que la Galeota de moros que hizo embarrancar una barca de pescadores, no solo se llevaron la barca, sino que cautivaron a un hombre de ella y, de una casa que estaba a media legua de la costa se llevaron a tres hombres y al hacerse a la mar nuevamente, embistió a un laúd apresando a cuatro hombres. Después desembarcaron en el Rincón de San Ginés apresando a tres pastores, llevándose sus 60 carneros.

Mientras sucedía todo ésto, la compañía mandada por el Alcalde, no pudo salir en persecución de los corsarios por no tener los soldados ni balas, ni pólvora, ni dinero para comprarla. Ésto se repetía con demasiada frecuencia lamentablemente. 

-1611. Con un salario de ocho mil maravedíes, además de papel, pluma y tinta, nombra el Cabildo al regidor Don Juan González de Sepúlveda, oficial para escribir las cartas que tenga que escribir el Ayuntamiento.

-1614. Señala el Cabildo la cantidad de 3.500 maravedíes por el salario anual de cada uno de los sargentos de las cuatro compañías de milicianos que existían en la ciudad, compuestas de vecinos y que servían de guarnición para custodiar la plaza y el castillo.

-1620. Se viene abajo un trozo de muralla por detrás de la fuente de Santa Catalina, junto al muelle Principal, afortunadamente no ocurrieron desgracias personales.

-1663. Es nombrado Regidor del Ayuntamiento de Cartagena,  Don Juan García de Cáceres. 

-1690. Concede el Concejo a los padres Jesuitas, licencia para establecerse en Cartagena y fundar un colegio en el edificio que fue ermita de San Sebastián.

-1705. Acuerda el Cabildo que, los condenados o forzados de galera, muy abundantes a principios del siglo XVIII, cuyas penas se debían principalmente a delitos contra la propiedad y de sangre, fueran utilizados para obras públicas: “Desaguar el Almarjal y terminar la fortificación de la Podadera”.

-1706. Acuerda el Cabildo que, toda vez que el rey ha negado toda clase de ayudas para levantar las derruidas murallas de la ciudad y siendo urgente ponerlas en defensa, se pide al vecindario ayuda para poder levantar unas tapias que cerquen el recinto.

-1769. Muere en Cartagena a los 77 años de edad, el teniente general de la Armada Don Adrián Caudrón de Cantín, habiendo dejado una grata memoria en la Marina española y en Cartagena. 

-1775. Nace en Cartagena Don Miguel Tacón y Rosique. Fue teniente general de la Armada y Primer Duque de la Unión de Cuba. Fallece en Madrid el 13 de octubre de 1855.

-1810. El Intendente de Marina socorre con ropas y dinero al teniente de fragata Don Pascual Cañizo que fue prisionero en la batalla de Ocaña y consiguió escapar, llegando a Cartagena en la mayor miseria y casi desnudo.

-1863. En aplicación de las leyes desamortizadoras, la zona norte de la Manga fue enajenada en subasta pública, pasando a ser propiedad de Miguel Zapata Sáez (el tío Lobo), suegro de José Maestre Díaz y antecesor directo de Tomás Maestre Aznar. La zona sur acabó en manos del también empresario minero Francisco Celdrán.

-1864. Las Hermanas de San Vicente de Paul, se hacen cargo de la Casa de Misericordia.

-1874. El Cantón. Las operaciones de bombardeo del sitio de Cartagena siguen con especial dureza. En Murcia se reúne el Ayuntamiento de Cartagena elegido por el Gobernador Civil de la provincia, encabezado por Don Jaime Bosch como Alcalde. 

-1896. Se crea la factoría de Potasas y Derivados, más conocida como Productos Químicos. 

-1917. Naufraga a cuatro millas de las islas Hormigas, el vapor noruego «Gilsa». Su pecio se encuentra a 100 metros de profundidad. Algunos autores sostienen que fue hundido por el submarino alemán U-64.

-1982. Se inaugura el Museo Arqueológico Municipal Enrique Escudero de Castro en la calle Ramón y Cajal. Construido en torno a una necrópolis paleocristiana del siglo IV, entre sus tesoros alberga la Falange del homínido hallada en la Cueva Victoria, con una antigüedad de más de un millón de años, además de una importante colección de lápidas romanas, estatuas, cerámica y numismática, sin olvidar el pendiente helenístico hallado en el Anfiteatro o las cráteras griegas del siglo IV a.C.

-1996. El molino viejo de Zabala, un molino harinero situado cerca de la carretera de Canteras a la Azohía fue declarado Bien de Interés Cultural.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba