Rincón literario de Paco Marín

Rincón Literario de Paco Marín: “La parada“

TÍTULO:     La parada

AUTOR:      Joaquín Lloréns

EDITA:       Amazon (2022)

Encuadernación: Tapa Blanda. Tamaño: 13,9 x 21,5 cm. Número de páginas: 398. PVP: 17,00 €. ISBN: 979-84-87289391

Sin lugar a dudas “La parada” es una de las lecturas que más me han llamado la atención. Seguro que cuando ustedes comiencen a leerla habrá momentos en que; entre tanta información numérica, tantos cuadros, tantos gráficos; querrán dejar de leer: ¡NI SE LES OCURRA! Sigan, continúen porque Joaquín Lloréns con una prosa clara y sin recovecos, con una siembra de curiosidades, nos regala una historia distinta. Historia que cuando, posteriormente, llega el orto y el ocaso del díanos quedamos quietos pensando si en nosotros se producirá algún tipo de cambio.

Relato completo con todos los ingredientes que una historia debe contener.

Reitero, lean, lean y lean. No dejen de leer.

«Mikel es un joven al que le acompaña desde su infancia un hecho singular: los tres o cuatro minutos que dura el ocaso, para él constituyen unas tres horas. Mikel irá descubriendo durante su adolescencia y su juventud que “La parada”, como él la denomina, le permite llevar a cabo acciones que para una persona normal son imposibles. Con el tiempo descubre que durante ese lapso también puede influir en los pensamientos de los demás.

La vida le sonríe y, a punto de terminar sus estudios universitarios, tiene acumulada una pequeña fortuna, forma parte de una de las promotoras más importantes de Barcelona y su noviazgo con la hija única de uno de los empresarios más ricos de la Ciudad Condal está consolidado.

Pero alguien del CNI ha descubierto su secreto y, bajo la amenaza de perder todo lo que ha conseguido ir a la cárcel o ser directamente eliminado, le obligarán a que se ponga a trabajar para ellos, ya que es el único que puede detener a un asesino que pretende matar al primer ministro de Italia durante una visita a Barcelona.

Mikel tendrá que impedir esa muerte y recuperar su anonimato, pero la misión que le han encomendado tendrá sorpresas que le harán cambiar su calculado destino».

 

Joaquín Lloréns Beltrán de Heredia(Bilbao, 1962) es licenciado en Ciencias Empresariales. Ha publicado las novelas Citas criminales, Amor envenenado, Política criminal, Venganza criminal y Crímenes delesa majestad. Todas ellas comparten la misma protagonista, Beatriz, una investigadora no profesional y de personalidad algo excéntrica en sus relaciones afectivas. Además, ha publicado las novelas El aniversario y La orquesta infernal, así como el libro de viajes Camino iniciáticoy “Las aventuras piramidales de Antonio Sirvent”. Ha participado en varias antologías de poesía y relatos y ha publicado relatos en numerosas revistas. Es editor fundador, articulista y webmaster de la revista cultural online Agitadoras.com desde su creación en 2009.

Muy interesante conversación con Joaquín Lloréns… Gracias…

P.- Por favor, recuerde a los despistados quién es Joaquín LLoréns.

R.- Soy un bilbaíno afincado en Mallorca hace más de tres décadas a quién le gusta disfrutar de la vida, pero que ha de trabajar para vivir, como la mayoría. Desde niño he disfrutado de la lectura y siempre he tenido un pulso creativo que desarrollé durante mi primera juventud en las facetas de la pintura, la poesía y la narrativa y que, en aras de la supervivencia de los míos y la mía propia, tuve que abandonar durante muchos años. El trabajo que me ha dado de comer nunca me ha gustado, pero no tenía más remedio que hacerlo. Pero llegó un momento en que me dije que ya bastaba. Que mis ganas de hacer algo creativo eran ya irrefrenables y decidí sacar tiempo de donde no lo había para dejar volar libre a mi imaginación para crear ficciones que pudiera compartir con otra gente a quien también le gustan las historias y aportar un insignificante grano de arena a la literatura.

P.- ¿Cuándo, cómo y por qué nace «La parada»?

R.- Nace hace muchos años. El germen de la idea en la que se basa “La parada” ya surgió en mi adolescencia, durante las idas y vueltas al colegio. En esos trayectos, en los que muchas veces caminaba solo, en vez de pensar en el próximo examen, mi mente viajaba en ensoñaciones a las que intentaba dar un desarrollo que me hiciera más entretenido el camino. Y una de esas ensoñaciones fue la que, más de cuatro décadas después, dio lugar a “La parada”. De hecho, la primera parte de la novela también recoge algunos episodios que, aunque novelados, ocurrieron en mi ciudad de nacimiento más o menos cuando surgió la idea primordial de la novela.

P.- ¿Qué es, realmente, una «parada»?

R.- En realidad hay dos “paradas”. Una al amanecer y otra en el ocaso. “La parada” ocurre en los tres minutos que tarda el sol, desde que comienza a aparecer por la mañana (o desaparecer por la tarde) hasta que deja de tocar el horizonte (o desaparece del todo por la tarde). En nuestro protagonista el efecto es opuesto al anochecer que al amanecer. Al anochecer, que es lo que da más juego literario, lo que para el resto de las personas son esos tres minutos, a él le duran treinta. Y viceversa; los tres minutos del ocaso, para él son apenas unos segundos. Y es evidente que esa licencia literaria de la física, da para mucho juego.

P.- ¿Cuál ha sido su base documental?

R.- De un lado, científica. Todos hemos estudiado el sol y los movimientos de la tierra en el colegio, pero para dar una cierta consistencia realista, me he debido empapar del tema con una profundidad que no había emprendido nunca antes.

Por otro lado, geográfica. Siempre he procurado viajar a los lugares que luego aparecen en mis novelas. Google Earth es una herramienta magnífica para ello, pero no hay como “vivir” un lugar para, no solo poder describirlo físicamente, sino también para intentar reflejar literariamente esa atmósfera única de cada lugar.

P.- ¿Ha conocido a alguien con dicha peculiaridad?

R.- Ja, ja. Ojalá, pero me temo que la peculiaridad de mi personaje, aunque no única, es algo deseable, pero, lamentablemente, imposible. No me cabe duda, además, de que, si existiera y lo hubiera conocido, no habría sido capaz de descubrirlo. Si lo hubiera conocido y me hubiera contado su vida, creo la novela hubiera dado para quince mil páginas más.

P.- ¿Le costó trabajo montar la historia?

R.- Siempre cuesta mucho escribir y montar convincentemente una novela. Soy de los que, tras la idea, escribo con apenas una vaga idea de adónde me llevará la historia. Dejo que el desarrollo de la historia me permita ir descubriendo a lo largo de la escritura nuevas ideas, nuevos personajes y nuevos caminos cuyo final no es perceptible desde el principio. Ello me permite disfrutar más de la creatividad durante el arduo trabajo de llevar al papel la historia. Y permite que los personajes tengan algo más de libertad. Aunque al final, exige un trabajo adicional; reacondicionar todos los detalles de la historia desde el principio para que no existan incongruencias a lo largo del relato.

P.- Venda su novela ¿por qué hay que leer «La parada»?

R.- Porque es entretenida. Porque estoy convencido que va a enganchar al lector. El argumento es atrayente. Es una novela cuyo final se va anhelando cada vez más a lo largo de sus páginas. Porque estoy seguro de que, en los ratos entre lectura y lectura de sus páginas, hará que los lectores se encuentren en muchos momentos a lo largo del día soñando en “¿qué harían yo en esas circunstancias?”. Y soñar despierto es una de las maravillas de la vida.

P.- Sus planes a corto y medio plazo ¿son?

R.- A corto espero publicar una nueva novela, “El vedado”, donde regreso al género negro y donde juego un poco con la metaliteratura, participando mi persona como escritor y como personaje; aunque como personaje me permito numerosas licencias literarias que hagan que no se sepa qué es verdad y qué es mentira.

A medio, espero que el ansía de creación regrese a mí después de unas algo prolongadas vacaciones provocadas por un cambio trascendental en mi vida y me empuje a terminar “La clase de pintura”, una novela de aire mucho más sicológico y social.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba