Rincón literario de Paco Marín

Rincón Literario de Paco Marín: “Un reino oscuro”

TÍTULO:     Un reino oscuro

AUTOR:      Alejandro Hermosilla

EDITA:       Jekyll & Jill (2022, octubre)

Encuadernación: Rústica con solapas. Tamaño: 14 x 21 cm. Número de páginas: 232. PVP: 23,00 €. ISBN: 978-84-123959-5-2

Por mucho que uno lleve leído, siempre, en algún momento, te llevarás sorpresas y te sorprenderá el libro que en un momento dado llega a tus manos. Eso me ha ocurrido con “Un reino oscuro”. He quedado rendido a su redacción, a las historias que engloban y a su profunda cultura. Reitero, es una de las obras más cultas que he gozado; por sus páginas desfilan, entre otros, Nikolai Gógol, Franz Kafka, Thomas Bernhard…

Alejandro Hermosilla transita por el arte, la poesía, la monarquía y culturas contemporáneas…con un estilo muy personal y único. Todo queda patente en su peculiar y particular estilo.

«Dos arquitectos (padre e hijo) se adentran en los oscuros bosques a las afueras de su ciudad para supervisar las reformas y obras que dirigen en las mansiones y palacios de un paisajista, un duque, un pianista y un escritor».

Con estos mimbres aparentemente sencillos, Alejandro Hermosilla entreteje una novela parecida a un fresco expresionista que refleja tanto la esquizofrenia del mundo contemporáneo, como las dos grandes pandemias —soledad y egoísmo— que se extienden actualmente por los parajes occidentales.

A su vez, realiza un furibundo análisis sobre el estado del arte, la poesía y la cultura, tras el que se perciben ecos de la obra de Nikolái Gógol, Franz Kafka o Thomas Bernhard. 

Un reino oscuro es, a su vez, una airada y lúcida disquisición sobre la monarquía, la libertad y los límites del poder.

Alejandro Hermosilla (Cartagena, 1974). Doctor europeo en Literatura Comparada por la Universidad de Murcia. Ha publicado distintos ensayos sobre la narrativa de Abel Posse, Ernesto Sábato, Sergio Pitol o Mario Bellatin y tres novelas, “Martillo” (2014), “Bruja” (2016) y “El jardinero” (Jekyll & Jill, 2018).

Ha dado clases e impartido conferencias y cursos en universidades de Bulgaria, EUA, México y España. Ha realizado artículos sobre arte, música, cine, cómic y literatura para diversas revistas. Escribe habitualmente en su blog www.averiadepollos.com

Una clara conversación… Gracias Alejandro…

P.- Por favor recuerde quién es Alejandro Hermosilla.

R.- Aunque suene a tópico, soy una persona apasionada por el arte a la que la literatura le ha salvado la vida más de una vez y le ha deparado algunos de los mejores momentos de su existencia. Así que intento honrarla de la mejor de las maneras que sé: dándolo todo en cada libro que escribo.

P.- «El jardinero», en su momento, lo definió: «Tal vez un sueño o una alucinación. Un maremoto violento y árido». ¿Cómo definiría «Un reino oscuro»?

R.- Un árido y negro retrato de nuestro mundo. Una visión fabulada, cruel y delirante de nuestra sociedad. Una oscura alucinación sobre este Occidente lleno de personas solitarias y egoístas que no saben ni cómo comunicarse con los demás ni cómo canalizar sus vidas de forma positiva. Un vendaval narrativo sobre nuestras tormentas políticas y sociales cotidianas. También sobre la hipocresía. Quería dibujar nuestro mundo como si el Marqués de Sade hubiera renacido y quisiera retratarlo en bruto asombrado por el rumbo al que nos conducen nuestras ideologías. Esas ideologías que se han convertido en dogmas.

P.- ¿Cuándo, cómo y por qué nace «Un reino oscuro»?

R.- Estaba escribiendo una novela de piratas que no estaba funcionando. Me sentía angustiado porque veía que mi libro no iba a ningún sitio y tuve un sueño protagonizadopor un hombre tullido y un poco deforme, que decidía escribirle una carta a su rey contándole las afrentas que se estaban cometiendo contra su majestad en la población que vivía. Este hombre intentaba escribir la carta perfecta y para ello dedicaba varios días a redactarla. Corregía y corregía una y otra vez cada línea porque deseaba que el rey no perdiera mucho tiempo en leerla y que al mismo tiempo le pareciera grácil. Tras casi un mes de correcciones, desvelos y trabajos sin fin enviaba la carta (que no tenía más de diez líneas) a palacio y a continuación, en mi sueño aparecía el monarca riéndose sin cesar al recibirla. Lo veía leyendo dos o tres líneas y arrojándola al suelo con un gesto de desprecio y sorna.

El día después anoté este sueño y comencé a escribir un libro en el que miles de súbitos vivían atemorizados y torturados en un reino cuyo monarca cruel era prácticamente y me olvidé para siempre del libro de piratas.

P.- ¿Cuál ha sido su base documental?

R.- Sobre todo, me documenté para escribir las historias sobre los diversos reyes. Leía algún artículo en internet, un libro o una revista acerca de un monarca histórico en el que se contaran diversas anécdotas protagonizadas por el personaje y a partir de ahí dejaba volar mi imaginación.

P.- ¿Ha habido algún «entrenamiento mental» antes de comenzar a escribir la novela? ¿Ha influido más, lo vivido o lo leído?

R.- No ha habido ningún entrenamiento mental antes de escribir la novela. A veces, eso sí, me fuerzo a estar horas sin cesar de escribir en torrente o casi que me amarro a la cama para obligarme a dar lo mejor de mí. Tenía también miedo de repetirme y hacer algo muy parecido a “El jardinero”. Para eso sí domestiqué a mi mente. Para intentar ir más allá de mi anterior libro y, además, hacer un texto que, por más extraño que fuera su temática, fuera totalmente comprensible. Por eso me forcé a escribir frases cortas. Consciente de que a las personas cada vez les cuesta más leer novelas como las de Proust.

Creo que me influyó tanto lo leído como lo vivido. Pero me cuesta explicar cómo. Creo que esto forma parte de los misterios de la creación.

P.- Thomas Bernhard está muy presente en la obra ¿por qué?

R.- Thomas Bernhard es mi escritor favorito. Es el que más me hace reír, el que más me ha hecho disfrutar. Cualquier libro de Bernhard es intenso. Sus frases son como bombas. Sus capítulos como martillazos.  Bernhard ha captado perfectamente la perversión social habitual en Occidente. La locura burguesa. Creo que también fue un paso más allá de lo logrado por Musil y Kafka. Para mí es un absoluto referente al que siempre recurrir.

P.- ¿Hay mejor estilo de vida que el de escribir?

R.- Bueno, para muchas personas seguramente que sí. No hay duda de ello. Afortunadamente, cada persona es un mundo. En cualquier caso, para mí no lo hay porque escribir me permite vivir dos veces. Me permite reflexionar sobre lo que vivo y devolverlo al mundo de otro modo. Amo los caminos sin salida a los que me lleva la escritura o las dificultades que conlleva escribir y publicar en buenas condiciones. Para mí escribir es lo mejor que hay porque, incluso en los peores momentos, me alegro de haber escogido este camino. En realidad, lo cierto es que no podría haber escogido otro.

P.- Cuando publicó «El jardinero» le pregunté por sus manías a la hora de escribir y, fundamentalmente, tenía tres: ‘Escribir en la cama’. ‘Buscar una banda sonora ideal’. ‘Leer algún pasaje de un libro clásico, relacionado con lo que está escribiendo’. ¿Sigue con las mismas manías o han variado?

R.- Sigo teniendo las mismas manías. Aunque últimamente he reformado mi casa y estoy intentando escribir en un sillón muy cómodo que he comprado. Pero a veces me vence la pereza y la costumbre y termino por escribir en la cama.

P.- Venda su novela ¿por qué hay que leer «Un reino oscuro»?

R.- Creo que no hay muchos libros donde apenas exista censura y podamos asistir en vivo y en directo a los pensamientos internos, sin hipocresía, de nuestros coetáneos. También creo que es difícil encontrar un libro donde se estudie y describa la figura de los reyes como en éste y que, al mismo tiempo, huya de las coordenadas del presente. Se sitúe en un tiempo indeterminado.  

P.- Sus planes a corto y medio plazo ¿son?

R.- Mis planes son continuar escribiendo en averíadepollos y hacer otra novela. También seguir con los videoaverías de mi canal de youtube.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba