Rincón literario dominical

Rincón Literario Dominical de Paco Marín: “Diarios completos”

TÍTULO:     Diarios completos

AUTOR:      Fernando Pessoa

                Selección, traducción y prólogo de Gonzalo Torné

EDITA:       Hermida editores (2020) -El Jardín de Epicuro-

Encuadernación: Rústica con solapas y sobrecubierta. Tamaño: 14 x 21,5 cm. Número de páginas: 278. PVP: 19,90 €. ISBN: 978-84-946647-8-6

 

Edición más completa e inédita de los Diarios y escritos autobiográficos en prosa y verso de Fernando Pessoa, escritor atormentado al que gustaba multiplicarse y ocultarse por detrás de sus personajes, a los que hacía participar de su vida social. A veces se presentaba a sí mismo ante los demás con uno de sus heterónimos, al tiempo que pedía disculpas por la ausencia de Fernando Pessoa. Fue seguidor de tradiciones herméticas y ocultistas. El célebre ocultista británico Aleister Crowley fue a visitarlo a Lisboa a raíz de una corrección que hizo Pessoa a uno de sus horóscopos.

Estamos ante una edición definitiva para conocer a uno de los grandes escritores del siglo XX.

No se entiende la obra literaria de Fernando Pessoa sin el diálogo constante y a menudo atormentado que mantuvo consigo mismo, con su pasado, en un intento de desentrañarse y de indagar en la extrañeza que sintió en el mundo real. En su Diario, en los poemas, en Libro del desasosiego, probablemente su obra maestra, y a través de los personajes heterónimos a los que dio vida, no deja de preguntarse por sí mismo, por su papel en la vida, por la visión que tendrán de él quienes le rodean.

En esta antología de textos espigados por Gonzalo Torné de la obra del autor portugués, el lector podrá formarse una idea completa de su vida desde la época juvenil en que empezó a escribir el Diario hasta los últimos años antes de su muerte en 1935, a los cuarenta y siete años. Una vida discreta, casi de oficinista diurno, siempre en Lisboa, ciudad con la que mantuvo una relación ambigua, y recorrida por la soledad, la observación atenta de cuanto le rodeaba, la contemplación y, por supuesto, la escritura, el verdadero hábitat de Pessoa.

Fue después de su muerte cuando se conoció el alcance de su obra literaria, la sugerente variedad de géneros y registros y el peso que tiene en ella la introspección y el análisis de la propia vida.    

Fernando António Nogueira Pessoa (Lisboa, 1888-1935) era hijo de un funcionario culto y crítico musical que murió de tuberculosis cuando Fernando tenía 5 años. Al año siguiente murió también el único hermano de éste. Su madre se casó poco tiempo después con el comandante Joao Miguel Rosa, cónsul de Portugal en Durban, la capital de Sudáfrica, entonces colonia británica, a la que se trasladó la familia. Allí recibió una educación inglesa, lo que le permitió leer en lengua original a los autores que marcarían su vida, desde Shakespeare a Dickens, pasando por Milton, Poe, Shelley, Keats o lord Byron. En 1905 regresa solo a Lisboa. Mientras escribe poemas en inglés, se matricula en la Facultad de Letras de la Universidad de Lisboa, que abandona, a causa de una huelga estudiantil, sin haber terminado el primer curso. Conoce a los escritores más relevantes del país y lee con interés la obra de Cesário Verde y los sermones del padre António Vieira. Al morir su abuela Dionisia, enferma mental, recibe una modesta herencia de ésta con la que monta una pequeña imprenta que quiebra enseguida. Desde 1908 y hasta el final de su vida se dedicó a la traducción de correspondencia comercial, llevando una discreta vida pública. A los 31 años conoce en la oficina a la joven Ofélia Queiroz, doce años menor que él, pero la relación se interrumpe por las extravagancias literarias del poeta. Traduce y escribe para varias revistas de vanguardia. Su primer libro de poemas, Antinous, se publicó en inglés en 1918, y la primera obra en portugués, el poema patriótico Mensagem (Mensaje), única que publicó en vida, apareció en 1933. Fue tras su muerte cuando se conoció el alcance de su obra literaria, publicada póstumamente.

Falleció a los 47 años, el 30 de noviembre de 1935, a causa de un «cólico hepático».

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar