La Región se convierte en “centro neurálgico de Europa” en investigación e innovación en semillas de productos agrícolas

La Región se convierte en “centro neurálgico de Europa” en investigación e innovación en semillas de productos agrícolas

La Región se convierte en “centro neurálgico de Europa” en investigación e innovación en semillas de productos agrícolas

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca visita la finca experimental de Bejo Ibérica que aplica la genética para que las semillas sean más resistentes a entornos hostiles y frente a las plagas

 

La Región de Murcia se ha convertido en el “centro neurálgico de Europa en innovación” al concentrar “lo más avanzado en investigación mundial” de nuevas variedades de hoja, como lechugas, escarolas, espinacas, apio y también brassicas, además de estar presentes fincas experimentales de las principales casas de semillas españolas e internacionales, según puso de manifiesto el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Antonio Luengo durante su visita a la finca experimental El Aljibe, propiedad de Bejo Ibérica.

Luengo aseguró que “las empresas internacionales dedicadas a las semillas eligen la Región de Murcia como lugar donde diseñar las distintas variedades adaptadas a los requerimientos de cada especie y cada lugar de destino, y ese es un motivo más para acreditar que nuestro territorio es un gran laboratorio donde se ponen a punto muchos de los principales avances en el campo de la agricultura”.

La Región de Murcia cuenta en la actualidad con 62 semilleros, entre privados, o de producción propia, y comerciales, que son los que producen plantas para terceros, y ocupan en total una superficie de 437 hectáreas. Prácticamente el 98 por ciento de los semilleros son comerciales, es decir, producen plantas para terceros; una producción que alcanza los 5.600 millones de plántulas, las cuales se distribuyen en la Región de Murcia, pero también en Andalucía, Castilla-La Mancha, Valencia, Extremadura y Navarra. Las especies con mayor producción son: cebolla, con 2.200 millones; lechuga, con 1.600 millones; y, bróculi, con 1.000 millones.

Bejo es una empresa de semillas multinacional de origen holandés, con sede en los  Países Bajos. Dentro del mundo de las semillas, la compañía se ha especializado principalmente en hortícolas en campo abierto, como zanahorias, cebollas y todo tipo de brassicas, entre ellas coles. Bejo Ibérica cuenta con dos oficinas en la península, en Portugal y en Madrid, y el centro de investigación de El Aljibe, próximo a la pedanía de Valladolises, con una finca de 20 hectáreas.

Su trabajo de I+D+i aplica la genética a mejorar las semillas para lograr resistencia a entornos hostiles y frente a plagas. Cuentan una trayectoria de 30 años en España y desarrollan nuevas variedades que exportan, sobre todo, al norte de Europa. Las exportaciones representan un 23 por ciento de la producción.

En la finca de El Aljibe se ensayan y evalúan más de 20 variedades de cultivos al año, observando su resistencia a plagas y enfermedades, sus propiedades de color, sabor, productividad y uniformidad o adaptación a la climatología, entre otras. Mantiene una apuesta firme por la gama ecológica, implementando soluciones desde la producción hasta el procesado de su semilla.