La Comunidad amplía los recursos residenciales para personas con discapacidad y trastorno grave del espectro autista

IMG_2521
IMG_2521
La Comunidad amplía los recursos residenciales para personas con discapacidad y trastorno grave del espectro autista

La Comunidad amplía los recursos residenciales para personas con discapacidad y trastorno grave del espectro autista

La Escuela residencial de Aidemar cuenta con una inversión de más de 375.000 euros y ofrece atención especializada durante las 24 horas del día, los 365 días del año

 

26.03.2024 El Gobierno regional amplia los recursos residenciales destinados a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y con trastorno grave del espectro autista, a través de una escuela residencial que la asociación Aidemar dirige en el municipio de San Javier y cuya atención personalizada se extiende durante los 24 horas del día, los 365 días del año.

La consejera de Política Social, Familias e Igualdad, Conchita Ruiz, junto con el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, visitó las nuevas instalaciones a las que la Comunidad ha destinado 375.496 euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation.

Ruiz detalló que “se trata de una vivienda alternativa a la habitual, con 10 plazas de capacidad y donde los residentes realizan actividades terapéuticas y socioeducativas complementarias a las del Centro de Educación Especial que Aidemar pone a disposición de las familias”. Un recurso que en la actualidad atiende a niños, niñas y adolescentes entre los 12 y los 18 años de edad.

La residencia está conformada por dos viviendas independientes, con estancias personalizadas y adaptadas a las necesidades de los usuarios. Incluso, dispone de amplias zonas ajardinadas para la práctica de actividades al aire libre y de un huerto terapéutico para la estimulación sensorial, la disminución de episodios de ansiedad y para la mejora de sus habilidades motoras y de concentración.

La consejera resaltó que este servicio ofrece estancias temporales a las personas con discapacidad y alteraciones de conducta, “con la seguridad de que será atendida con todas las garantías y cuidados que necesita y dentro de un ambiente acogedor que promueva su bienestar emocional”.

En el caso de la escuela residencial de Aidemar, ésta cuenta con un equipo multidisciplinar formado por 25 profesionales, entre los que se encuentran psicólogos, pedagogos, médicos, enfermeros, así como, trabajadores y educadores sociales.