Más de 15.800 docentes participaron en acciones formativas durante el primer trimestre del curso escolar

Más de 15.800 docentes participaron en acciones formativas durante el primer trimestre del curso escolar

Más de 15.800 docentes participaron en acciones formativas durante el primer trimestre del curso escolar 

Seminarios, cursos, congresos, jornadas y grupos de trabajo son algunas de las 347 actividades organizadas por el CPR

Más de 15.800 docentes participaron, durante el primer trimestre del curso escolar, en acciones formativas promovidas por el Centro de Profesores y Recursos (CPR) de la Consejería de Educación, Formación Profesional y Empleo.

Durante este tiempo, el CPR ofreció a los docentes de la Región 347 actividades de formación, entre las que se encuentran seminarios, cursos, congresos, jornadas y grupos de trabajo. 

El consejero de Educación, Formación Profesional y Empleo, Víctor Marín, destacó que con estas actividades “garantizamos que los docentes de la Región cuenten con los conocimientos y las actualizaciones necesarias para poder ofrecer una enseñada de calidad”.

La formación en competencias digitales, con 94 actividades organizadas y 6.324 participantes fue la más numerosa; seguida de la temática de inclusión y diversidad, con 87 actividades y 2.265 participantes; y la relacionada con evaluación y planificación, con 52 actividades y 856 participantes.

Los cursos de formación, con 229 acciones, fue la modalidad más numerosa. Los seminarios temáticos, con 90 llevados a cabo, también fue una de las opciones más demandada por los docentes, porque permite una mayor autonomía y sinergias entre los participantes. Además, se han celebrado seis jornadas de formación en diferentes temáticas en las que participaron 702 docentes. 

Del total de los docentes que iniciaron la formación, finalizaron los cursos y obtuvieron la certificación el 93,6 por ciento. 

Marín explicó que “el plan de formación del profesorado, además de las actividades programadas desde el pasado curso a partir de las necesidades expresadas por los propios docentes, está abierto y es flexible, de modo que permite la incorporación de actividades con agilidad según las demandas específicas que surgen en los centros, por lo que se han desarrollado numerosas acciones formativas solicitadas por los propios centros educativos”.