Más de 40 profesionales forman parte del grupo de expertos sobre el uso de dispositivos electrónicos en centros educativos

Más de 40 profesionales forman parte del grupo de expertos sobre el uso de dispositivos electrónicos en centros educativos

Más de 40 profesionales forman parte del grupo de expertos sobre el uso de dispositivos electrónicos en centros educativos

 

El propósito principal que persigue la Consejería de Educación es mejorar el rendimiento escolar y la preparación de docentes y alumnos contra el ciberacoso

 

Hoy se celebró el primer encuentro para crear subgrupos y trabajar en áreas como el uso pedagógico de medios digitales, salud mental, seguridad y protección de datos, aplicaciones informáticas y convivencia escolar

 

Más de 40 profesionales y miembros de la comunidad educativa forman parte del grupo de expertos sobre el uso de dispositivos electrónicos y digitales en centros educativos, que se ha reunido hoy por primera vez. El propósito principal que persigue la Consejería de Educación, Formación Profesional y Empleo es mejorar el rendimiento escolar y la preparación de docentes y alumnos contra el ciberacoso en las aulas.

El primer encuentro estuvo presidido por el consejero Víctor Marín y contó con la presencia de técnicos de la Consejería, expertos en informática, directores de centros educativos, de la inspección educativa, miembros del Observatorio de la Convivencia Escolar, personal del Consejo Escolar de la Región de Murcia, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, federaciones de asociaciones de padres y madres, empresas de tecnología digital especialistas en el ámbito educativo como Microsoft, Google, Vodafone, Planeta y profesores de la Universidad de Murcia.

El objetivo de este grupo es analizar el impacto de la digitalización en los centros educativos de la Región de Murcia y para ello se crearán cinco subgrupos de trabajo que abordarán las áreas de uso pedagógico de los medios digitales; rendimiento educativo y éxito escolar; seguridad y protección de datos; herramientas y aplicaciones informáticas; convivencia escolar y digitalización; y salud mental y adicciones tecnológicas.

El consejero explicó que “cada uno de estos subgrupos trabajará durante un mes sobre ese asunto y expondrá las conclusiones al grupo general, con el fin de poder contar con una visión pedagógica de los temas y aplicar las medidas necesarias de cara a los próximos cursos escolares”.

Marín destacó que “la utilización de los dispositivos electrónicos y digitales en centros educativos es un tema crucial para el futuro de nuestro alumnado. Desde la Consejería trabajamos con rigor y seriedad para afrontar el reto de enseñar a nuestro alumnado a usar de forma correcta y óptima la tecnología”.

El grupo de trabajo abordará temas como la regulación del uso de dispositivos digitales en los centros educativos, según la edad de los alumnos y etapas educativas, así como su relación con el éxito educativo. También la garantía de que la utilización de dichos dispositivos cree centros inclusivos y accesibles, estudiar la influencia del uso de dispositivos en el rendimiento académico, elaborar protocolos de protección de los datos que se utilizan en los centros educativos, proponer directrices relativas al uso de aplicación de Inteligencia Artificial, educar a alumnos digitales responsables, analizar el impacto de la digitalización respecto a la convivencia escolar y salud del alumnado, elaborar propuestas para prevenir y reducir riesgos que puedan afectar a la salud mental del alumnado y ofrecer formación para las familias, entre otros asuntos.

Prohibición del uso del móvil en centros educativos

 

Además de la creación de este grupo de expertos, anunciada por el consejero el pasado mes de noviembre, el Gobierno regional ha prohibido al alumnado utilizar el teléfono móvil y los dispositivos electrónicos en centros educativos, salvo que el profesorado lo demande para realizar alguna actividad educativa.

Esta medida, que ya está implantada en la mayoría de los centros educativos de la Región, entró en vigor el pasado lunes, 8 de enero, y supone un respaldo normativo, refuerza la autonomía pedagógica de los centros y la figura de autoridad del docente. 

La prohibición se aplica a todas las etapas educativas, incluido Bachillerato y Formación Profesional.

No está permitido el uso del móvil y dispositivos, que tendrán que estar inactivos, durante el horario lectivo, el recreo y los periodos dedicados a actividades complementarias o extraescolares, salvo que esté previsto en el proyecto educativo o se realice con fines didácticos. Excepcionalmente, se permitirá el uso de estos dispositivos a alumnos que lo requieran por razones de necesidad y salud.