La Guardia Civil investiga a un camionero que conducía superando seis veces la tasa máxima de alcoholemia

La Guardia Civil investiga a un camionero que conducía superando seis veces la tasa máxima de alcoholemia

La Guardia Civil investiga a un camionero que conducía superando seis veces la tasa máxima de alcoholemia

La actuación se originó cuando un guardia civil fuera de servicio observó la conducción errónea del camionero y avisó a la central de la Guardia Civil de Tráfico

Arrojó resultados de 0,88 y 0,91 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, siendo la máxima de 0,15 mg/l

Tuvo un accidente de circulaci√≥n en la salida de la autov√≠a que caus√≥ da√Īos en la se√Īalizaci√≥n

Murcia, 03 de febrero de 2023. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha investigado al conductor de un vehículo pesado, que circulaba por la autovía A-30, al que se le ha instruido diligencias como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducir superando seis veces la tasa máxima de alcoholemia.

Los hechos tuvieron lugar en la autovía A-30, que une Albacete con Cartagena, a la altura del término municipal de Murcia, cuando un guardia civil de la Agrupación de Tráfico, que se encontraba fuera de servicio, detectó la circulación anómala de un camión articulado que circulaba sentido Alicante y cuyo conductor podría ir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, ya que conducía de forma errática y zigzagueante.

El guardia civil, destinado en el Subsector de Tráfico de Alicante, que circulaba tras el referido camión, llamó inmediatamente a la Central Operativa de Tráfico (COTA) de Murcia para alertar de la peligrosa situación e inició un seguimiento sobre el vehículo.

Poco despu√©s, cuando el conductor del veh√≠culo articulado intent√≥ tomar la salida n√ļmero 135 de la autov√≠a y gestionar una curva a derechas, se sali√≥ de la v√≠a por el margen izquierdo y golpe√≥ la se√Īalizaci√≥n, causando da√Īos en la misma.

Aun as√≠ contin√ļo circulando por la carretera N-301, sentido Molina de Segura, de forma zigzagueante y muy peligrosa para el resto de usuarios, por lo que el guardia civil opt√≥ por intervenir de una forma m√°s activa y se coloc√≥ con su veh√≠culo particular justo detr√°s de √©ste en mitad de los dos carriles, utilizando las luces de emergencia para se√Īalizar el peligro existente y evitar que los veh√≠culos que le segu√≠an en la misma direcci√≥n pudieran sufrir un percance.

En todo momento, el guardia civil mantuvo contacto directo con la central COTA para indicarle por donde circulaba este vehículo pesado y poder ser auxiliado por componentes del Sector de Tráfico. Poco después y tras la insistencia del guardia civil,el camionero detuvo el vehículo articulado en la vía de servicio de un polígono industrial anexo a la carretera, momento que aprovechó el guardia civil para aproximarsea la cabina y hablar con el conductor, donde observó que el mismo presentaba síntomas evidentes de ir bajo la influencia del alcohol.

En el transcurso de estos acontecimientos, la central COTA, al tanto de todo lo acontecido, ya que el guardia civil fuera de servicio iba narrando los hechos desde el teléfono manos libres de su vehículo particular, desplazó hasta el lugar para auxiliar al guardia civil una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de Murcia, que también detectó que el conductor no se encontraba en las condiciones adecuadas para conducir.

Al camionero se le practicaron las preceptivas pruebas de alcoholemia en las que arrojó un resultado positivo de 0,88 y 0,91 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, sextuplicando la tasa máxima permitida que para los conductores profesionales es de 0,15 mg/litro.

Ante estas circunstancias, el conductor, que se desplazaba desde Librilla y se dirigía con el camión a cargar hasta Elche, fue investigado y se le instruyeron diligencias como presuntos autor de delito de conducir un vehículo a motor superando  las tasas legalmente establecidas de alcohol, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Murcia, para la celebración del correspondiente juicio. Del vehículo se hizo cargo otro conductor habilitado para poder retirarlo de la circulación.

El delito de conducci√≥n bajo la influencia de bebidas alcoh√≥licas, con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro, se encuentra recogido en el art√≠culo 379 del C√≥digo Penal y puede ser castigado alternativamente con penas deprisi√≥n de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 d√≠as y en cualquier caso con privaci√≥n de derecho a conducir veh√≠culos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 a√Īos.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campa√Īas y advertencias de la Direcci√≥n General de Tr√°fico, conducen despu√©s de haber bebido alcohol o tomado drogas, recordando que, ¬†la Agrupaci√≥n de Tr√°fico de la Guardia Civil sigue desarrollando su actividad espec√≠fica de vigilancia de la seguridad vial durante las 24 horas del d√≠a, en especial en aquellas actividades de mayor riesgo, donde se practicar√°n las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisi√≥n de infracciones, implicaci√≥n en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspecci√≥n que se lleven a cabo.

Con la finalidad de concienciar a los ciudadanos  de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción, dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar así la seguridad vial en nuestras carreteras, evitando, de esta forma, la producción de accidentes de circulación y las graves consecuencias, que como en este caso pudieran haber acarreado, apelando al empleo de medios de transporte colectivos o fórmulas alternativas para estos desplazamientos que no sean ponerse al volante en estas condiciones.

Colaboración ciudadana

Con esta actuaci√≥n se pone de manifiesto la profesionalidad demostrada por el guardia civil que alert√≥ de los hechos descritos, que aunque no estaba de servicio en esos instantes, debido a su gran esp√≠ritu de sacrificio para velar por la seguridad de los dem√°s y para evitar males mayores, no dud√≥ a√ļn a riesgo de su integridad f√≠sica, en comunicar la incidencia y seguir al infractor se√Īalizando el peligro con su veh√≠culo particular, para as√≠ lograr que nadie resultara accidentado.

La Guardia Civil quiere apelar a la conciencia c√≠vica de la poblaci√≥n o a otras entidades p√ļblicas, para que avisen al tel√©fono 062 (Guardia Civil) ¬†o 112 (Emergencias) o directamente a las patrullas en servicio, cuando se encuentren con situaciones an√≥malas o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de bebidas alcoh√≥licas o drogas, con la finalidad ¬†de poder adoptar las medidas policiales oportunas para que estos veh√≠culos sean interceptados y comprobado si sus conductores se encuentran en las condiciones adecuadas para circular con garant√≠as de seguridad, evitando el consiguiente riesgo y evitaci√≥n de accidentes.

La Guardia Civil investiga a un camionero que conducía superando seis veces la tasa máxima de alcoholemia
Comentarios