Opinión Deportes

El Efesé se abona al empate e iguala a todo con el Tenerife (0-0), Guillermo Jiménez

El Efesé se abona al empate e iguala a todo con el Tenerife (0-0)

  El que no se consuela es porque no le da la gana, hala.

A la  superdivisión Pro, donde no se alojará el desvencijado Real Murcia más pronto que tarde, pues sus huesos caerán en el abismo de la peor Tercerola, le tocará jugar el Efesé en 2021-22 si continúa empatando, igualando y volviendo a empatar hasta la jornada 42. “Se repite más que el ajo”, comentó Pedrete (tómatelo y vete) al dar cuenta un telespectador  de un café en la terraza del Café Cavite.

Con la vitola de ser más equipo casero que antiviajero, el CD Tenerife  vino el domingo 18 a  Cartagena rodeando desde Los Rodeos  al abarrotado aeropuerto internacional de Corvera/Ramón Luis Valcárcel con el aura, el equipo guanche, de ser perdedor en diez de sus desplazamientos en la Liga. La suma de puntos en las salidas era la misma que la del Efesé: 12. Pero en lo de la masa salarial mientras los isleños manejan con el OK de LaLiga 10’7 millones de euros el equipo de Paco Belmonte mueve 5’7, más o menos la mitad. Así es que, puesto a ser justo por una vez y que no sirva de precedente, diré que en sus excursiones los futbolistas chicharreros no se han ganado las típicas papas y el mojito porque no han estado a la altura de  su imponente Teide.

Aquí,  este domingo en territorio comanche dominado en lo urbanístico por el potentado Olivo, el Tenerife no se pasó en alardes técnicos. Un buen equipo y punto para equipararse al Efesé o viceversa.

En Cartagena las veces que llegaron y las veces que tiraron a meta  allí estaba Marc (Marcos en castellano) Martínez, salvando las situaciones. Y en la otra área vimos la misma película. Repetición de la jugada: el pichichi Rubén Castro hecho un Robinson Cruasán perdido en la isla, con su caña de pescar esperando que cayese la breva. El ‘juvenil’ grancanario puso su sapiencia  y empeño pero  se reservó para marcar en Las Gaunas, la tierra de Espartero, el de los bemoles de bronce exhibidos en la plaza mayor de Logroño. O algo parecido. Toca jugar otra final y corresponde ganar ya ene esta liga de las resurrecciones. Resucita todo el mundo, hasta el hermano Albacete, que estaba moribundo y recurrió a tomarse un asiático con Pilé 43 y unas gotas de caldo de viagra,según me cuenta un amigo de Tobarra dándome la tabarra.

Si no hay centradores de balones, excepto Pablo De Blasis, y Berto Cayarga cuando la pilla, habrá que aguardar que la maldición de los faraones no siga persiguiendo a Elady, que todos los balones a gol le salen mordidos. Estancado en los 6 goles de su cuenta, su estreñimiento dura hasta que se dé en los laboratorios de las Pizfer  (Paifer)   con el supositorio vía rectal que remedie ese tapón que le impide marcar su séptimo tanto. Si deviene enterocolitis, adiós Lola.

JC CORDERO,  UN GESTOR PARA EL ASCENSO

Confeccionado por un cartagenero (Juan Carlos Cordero Sánchez, de 46 años, seis menos que su hermano Pedro, con más recorrido profesional) el plantel del Tenerife es de transición ante las de sucesivas campañas y su estación término es el ascenso en un plazo de tres años. Ya van por el primero. Y con experimentos en el laboratorio, hilando fino  ficharon a Charfino) y en el caso de necesidad  extrema siempre tienen a mano a Vitolo Añino, metido a empresario hostelero pizzero cuatro quesos..

Juan Carlos Cordero y un compromiso para ascender cuando se pueda.

JC aprendió gran parte de lo que sabe (en materia fútbol) a los pechos turgentes de Enrique Pina, de 52 años,  un inteligente gestor murciano que alcanzó éxitos en la compra venta de jugadores. Como futbolista él no pasó de la Tercera División con el Barinas, pero en el ir y venir de futbolistas selló operaciones muy interesantes. Impulsó  al Ciudad de Murcia, equipo del que fue fundador en 2007 y lo subió a Segunda, Después, como por arte de magia, lo transformó en el Granada 74. En 2010-11 ascendió a la primera entidad granadinista a Primera con ascensos sucesivos desde Segunda B. Pina fue representante del Udinese en España. se ligó más adelante al Cádiz y su próspera actividad se frenó cuando lo pillaron con el carrito del helado al ser descubierto por una supuesta operación de blanqueo de capitales en paraísos fiscales. Algo que estaba muy de moda .

BERTO CAYARGA SIEMPRE A LA CARGA

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba