Opinión Deportes

En Logroño el Cartagena prorroga y amplía con firmeza su margen de salvación (0-1), Guillermo Jiménez

En Logroño el Cartagena prorroga y amplía con firmeza su margen de salvación (0-1)

El Logroñés quiso ser un Gran Reserva y el mejor caldo vinatero lo presentó el Cartagena, hala, Tía Pascuala. Un Galtea, por ejemplo, un Ara Pacis o uno de La Palma a palo seco con unas olivicas de Ciesa.

Vaya partido. Hasta el último saque de esquina, ya rozando el minuto 90+5, con Marc Martínezhaciendo una pirueta infarticida para impedir el empate, el Efesé trabajó para ganar. Que levante el brazo derecho cualquier aficionado, fan ferviente que haya muerto en el intento de ver el partido por el Movistar LaLiga3. El 0-1 tiene bemoles y yo, con tres cuartos de siglo, casi, viendo fútbol no ha visto nada semejante. Ni lo de Majadahonda, ni el ascenso en La Rosaleda (excepción del penalti desviado por Marc ante el At. Baleares) son pasajes para ser comparados.  O sí. No hay debate y si lo hubiere saldrían los perdedores de hoy en Las Gaunas como el Coletas la otra noche en Telemadrid/La Sexta, con el rabo entre las piernas.

TRES DÍAS DE FIESTA LOCAL EN EL PUEBLO DE ELADY

Enhorabuena a Elady, y desde mañana tres días de fiesta decretados por la alcaldesa, la pepera Virtudes Puerta, en su pueblo jienense de la Puerta del Segura. El aceitero sí que vio la puerta de Santamaría (!madre de Dios bendito!) que fue engañado por el maestro dorsal 11 con el estoque y el arte de siempre. Así que ya lleva siete dianas Eladi Zorrilla, a ver si pilla a su compi el pichichi.  Mientras Rubén Castro hizo su trabajo en los 80 minutos que le dio el profesor Carrión. Y el caso es que Rubén y Elady no llegaron hoy a tiempo para rematar balones centrados, pasados, más de dos y más de tres, que pudieron ser goles.

Alabado sea esta vez el VAR. Y el que diga lo contrario, si es calvo que le crezcan púas de carpintero en el cuero cabelludo, como diría el borde. Esta victoria arrojó una estadística del 52 % de posesión para el FC Cartagena, pero nada se vio reflejado en la pantalla respecto a los diez litros de sudor que soltó cada futbolista del equipo, menos el portero.

ESO DE GANAR A MORDISCOS

Los representantes de las comunidades uniprovinciales de La Rioja y Murcia en el querido fútbol profesional, UD Logroñés y FC Cartagena, se vieron las caras  en un clásico partido a cara de perro mordedor. Luis Carrión tuvo la ocurrencia esta semana de llevar al afilador de colmillos a toda su gente futbolera. Estos partidos de alto copete se resuelven por pequeños detalles (tópico) y grandes dentelladas. A mordiscos, para entendernos.  En este caso el mordisco principal fue el de Elady. Y es que digo yo que para triunfar lo mejor es sacar filo a lo más punzante de la dentadura. Acordémonos de “hay que ganar este partido a bocados”, que es la consigna preferida que daba el míster albaceteño Manuel Alfaro Manolete a sus futbolistas cuando llevaba las riendas de la UD Cartagenera en los tiempos de Paco Verdú (abuelo de Gonzalo Verdú), Hernández Nicolás, Manuel OrtuñoCampaneta, Simarro, Antoñito Mujica, Juan Gutiérrez Guti.  (Años cincuenta y tantos del siglo pasado).

Hoy el fútbol es más sofisticado y cualquier entrenador de la nueva hornada dispone de scouting y se sirve de los servicios de videoteca para documentarse sobre los equipos adversarios con los que toca jugar. Todos sufren lo suyo. El delegado Simón junior (Simón Ruiz Díaz en el DNI) se vio en la tele cómo clavaba sus ojos en el minutero de su reloj, en el minuto 90+4 y medio. Pero esta vez los gafes estaban de huelga de brazos caídos y la Ley del Murphy se fue a hacer puñetas, fill de monja, que exclaman coloquialmente en Cataluña. Con el Murphy orillado, tampoco apareció El Pupas albinegro de tantas veces. Un botón de muestra: el autogol (accidente) de Michel Zabaco en el Cerro del Espino. Zabaco ascenderá a Segunda este año jugando en su tierra burgalesa.

El irregular Efesé 2021, cinco jornadas sin perder, seis con la de Las Gaunas, escondido en .los matorrales del Bosque de los Empates, salió decidido a por todo y pescó en el Ebro a su paso por Logroño un resfriado de euforia. A la expedición ya le habían cortado los vuelos desde  el Aeropuerto de  Corvera (castigo presunto de Javier Tebas) y se programó un viaje mixto de trueno: en autobús a Valencia y desde Manises volando al aeropuerto de Logroño, que tiene cuatro veces menos movimiento que el de Murcia. La vuelta, por carretera, en nocturnidad y de un tirón de muelas, botando en los asientos de alegría.

TIEMPOS MEJORES DE LOGROÑÉS Y CARTAGENA

Hace 36 años, justo el 6 de enero de 1985,  un día terriblemente frío en La Rioja, servidor se desplazó al viejo Las Gaunas para informar en La Verdad y en Radio Cartagena de la Ser del encuentro de Segunda División entre el CD Logroñés y el Cartagena FC. Jornada diecinueve de una fuerte competición en la que los rojiblancos, preparados por Delfín Álvarez, hace seis años fallecidos,  se clasificó sexto y y el Efesé, octavo. Los albinegros preparados por Chuchi Aranguren, quien nos dejó hace diez años.  Recuerdo, como si fuese hoy, que el resultado final fue de 1-1. Marcó el 0-1 el onubense de Punta Umbría, el pequeño Andrés Fernández, y después empató el vasco Miguel Ángel Lotina, quien con el tiempo alcanzó lauros como entrenador, ascensor a Primera del Logroñés y Osasuna en dos campeonatos consecutivos.

A diferencia de la jornada de hoy, en la que los efesistas han acudido a Logroño con el agua al cuello, aquel Cartagena y aquel Logroñés eran clubes de mitad de tabla hacia arriba. En el ya comentado partido de 1985 sobreviví a los menos de siete grados bajo cero gracias a que en la diminuta cabina de prensa funcionaba una estufa eléctrica. Para deleite de viejos lectores y seguidores de este Blog añado datos que no son superfluos. Por ejemplo, el cuadro visitante presentó a Guti (Paco López era titular indiscutible con más de una treintena de actuaciones), Vallina, Juan Huertas -el únicocartagenero en el once-, Arjol, Antonio Gómez, Casimiro Torres, Valle, Andrés Fernández, Sagarduy, Chomín y Fernando Rodríguez. Con Pedro González Llosa y Luque en el banquillo.

UN CALENDARIO POCO FIABLE
Jornada para el optimismo pero no para creer que todo el monte es orégano. En esta Liga diabólica, malévola para el que duerme en los laureles, los vuelcos suelen darse. El calendario sigue siendo más mentiroso que el Zaragozano, que conocieron los antepasados. Y el Cartagena tiene partidos que valen cuatro puntos, como el próximo en casa, con el Castellón, después de viajar el venidero fin de semana a Fuenlabrada.

De momento el Efesé, con un trabajo en defensa sensacional (con David Forniés  rematando a 150 kms. por hora el pelotazo a puerta riojana, más que un delantero) y un centro de campo más que aceptable, jugó sus bazas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba