Sucesos

La Guardia Civil desmantela tres invernaderos de marihuana con cerca de 900 plantas en varios chalets de una urbanización

 

 

En la pedanía murciana de Jerónimo y Avileses

La Guardia Civil desmantela tres invernaderos de marihuana con cerca de 900 plantas en varios chalets de una urbanización

Dos personas han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos de cultivo y elaboración de droga y de defraudación de fluido eléctrico

Además de las 875 plantas de cannabis sativa, han sido incautados 13 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío, fertilizantes, aparatos electrónicos, numerosas tarjetas SIM, documentación, dinero en efectivo y dos vehículos

Dos de los chalets donde se  cultivaba el cannabis estaban conectados mediante un butrón

Murcia, 23 de diciembre de 2022. La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios establecidos para prevenir y perseguir el tráfico de drogas, ha desarrollado en Murcia la operación Dopela’, una investigación que se ha saldado con la detención de dos personas como presuntas autoras de los delitos de cultivo y elaboración de drogas y de defraudación de fluido eléctrico.

Durante el desarrollo de la operación, los guardias civiles han desmantelado tresinvernaderos clandestinos, habilitados en el interior de tres chalets ubicados en una urbanización de la pedanía murciana de Jerónimo y Avileses, donde han sido aprehendidas 875 plantas de cannabis sativa, 13 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío, fertilizantes, aparatos electrónicos, numerosas tarjetas SIM, documentación, dinero en efectivo y dos vehículos.

Colaboración ciudadana

La investigación se inició el pasado mes de noviembre, cuando la Guardia Civil fue alertada del fuerte olor a marihuana que emanaba de un inmueble, así como de los ruidos que, como un zumbido por el funcionamiento de algún tipo de maquinaria, se oían de madrugada en la zona.

Al tratarse de una urbanización, de tránsito prácticamente reducido a los vecinos, los investigadores elaboraron un complejo dispositivo de vigilancias para evitar ser detectados por quienes estuvieran a cargo de la más que supuesta plantación de marihuana.

Una vez identificada la vivienda, un chalet adosado, la Benemérita averiguó a través de la Compañía eléctrica que suministra servicio en la zona, que el consumo de este inmueble superaba con creces el habitual para un domicilio.

Puesto en conocimiento de la autoridad judicial el resultado de la investigación, la Guardia Civil llevó a cabo la entrada y registro de la vivienda donde los agentes localizaron un invernadero interior repleto de plantas de marihuana en avanzado estado de crecimiento, así como los útiles necesarios para su cultivo interior.

Sus dos moradores –de 32 y 42 años y nacionalidad lituana– resultaron detenidos como presuntos autores de los delitos de cultivo y elaboración de drogas y de defraudación de fluido eléctrico.

Dos chalets adosados conectados mediante un butrón

Este primer registro permitió a la Guardia Civil detectar un butrón, practicado en una de las paredes del chalet, a través del cual se accedía a la vivienda contigua, para la que también fue solicitada la correspondiente orden judicial de entrada, y en la que se hallaron idénticas instalaciones, además de documentación fundamental para la investigación que dirigió a los guardias civiles hasta otra chalet ubicado en el extremo opuesto de la misma urbanización.

En las tres viviendas la Guardia Civil constató la existencia de conexiones fraudulentas al suministro eléctrico que, soterradas a casi dos metros de profundidad, fueron excavadas y desmontadas por los operarios de la empresa suministradora.

La operación ‘Dopela’ ha culminado con la desarticulación de tres puntos de cultivo y elaboración de droga donde han sido incautadas 875 plantas de cannabis sativa,13 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío, fertilizantes, aparatos electrónicos, numerosas tarjetas SIM, documentación, dinero en efectivo y dos vehículos.

Los detenidos, los efectos intervenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción número 8 de Murcia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba