Salud

Las revisiones preventivas con TAC de tórax de alta resolución consiguen la detección precoz y reducen la mortalidad del cáncer de pulmón en un porcentaje estimado del 20%

Las revisiones preventivas con TAC de tórax de alta resolución consiguen la detección precoz y reducen la mortalidad del cáncer de pulmón en un porcentaje estimado del 20%

Con un diagnóstico precoz, el 75% de los casos considerados no operables sí se podrían tratar quirúrgicamente

El diagnóstico precoz que ofrece el servicio de Radiodiagnóstico del Centro Médico Virgen de la Caridad incrementa la posibilidad de aplicar los tratamientos necesarios de forma precoz con lo que se aumentan las tasas de curación total

CARTAGENA, 17/11/22.- Grupo Centro Médico Virgen de la Caridad considera fundamental las revisiones preventivas con TAC de tórax de alta resolución para la detección precoz del cáncer de pulmón, esencial para la reducción del porcentaje de mortalidad en una tasa estimada del 20%, una recomendación que se emite coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional del Cáncer de Pulmón y en el que inciden en la  prevención y el diagnóstico precoz como esencial en el tratamiento de este tipo de cáncer.

Hay estudios que demuestran que el diagnóstico en periodo incipiente de la enfermedad reduce la mortalidad en un 20%, un porcentaje muy elevando cuando se trata de una enfermedad que según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y de la Asociación contra el Cáncer el cáncer de pulmón en la Región de Murcia es el primero por número de fallecimientos.

En el caso del cáncer de pulmón la prueba más útil de cribado es la realización de un TAC, tecnología disponible en el servicio de radiología de CMVCaridad, dotado de un TAC SIEMENS GO de 128 cortes y de ultra baja radiación que incorpora la última tecnología con “filtro de estaño” que logra que el paciente reciba la mínima cantidad de radiación en el estudio. Se trata de una exploración que no se requiere preparación previa, ni la administración de contraste y con una duración inferior a los cinco minutos.

Además de poder realizarlo en cualquier chequeo médico completo, se recomienda la prueba de TAC en la población de riesgo, como es el caso de los fumadores y dentro de estos en la población mayor de 55 años, cuando disponen de un historial de tabaquismo de 30 años, si la media de consumo es de una cajetilla al día; o de 15 si el consumo se duplica a dos cajetillas diarias. También es recomendable para aquellos ex fumadores que consumieron tabaco, incluso con un historial inferior a los 15 años.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba