ActualidadDestacadasOpinion_Actualidad

Montanaro de aquí: AGENCIA POLACA DE INVERSIÓN Y COMERCIO EN ESPAÑA

AGENCIA POLACA DE INVERSIÓN Y COMERCIO EN ESPAÑA.

LA FORMACIÓN PROFESIONAL EN POLONIA, EJEMPLO A SEGUIR.

Polonia es un país encantador, ha sufrido y tiene una historia apasionante por estratégica en invasiones y ocupaciones permanentes. El territorio de Polonia ha variado enormemente durante su historia. En el siglo XVI, durante la Mancomunidad polaco-lituana y antes de la expansión del Imperio ruso formaba el estado más grande de Europa. La amistad que les unía fue beneficiosa para los polacos y lituanos, que jugaron un papel dominante en uno de los imperios más importantes de Europa durante tres siglos. Polonia fue eliminada de Europa como tal en 1795 por “las particiones de Polonia” de 1772 al 1795 por Prusia, Rusia y Austria. La idea de independencia polaca fue anhelada hasta el siglo XIX pero que no terminó de cuajar hasta el XX. Posteriormente, no existió un estado polaco independiente y así las vicisitudes históricas y geoestratégicas la condenaron hasta que, Polonia recuperó su independencia en 1918, después de más de un siglo de ser gobernada por sus estados vecinos, pero sus fronteras fueron alteradas y sucumbió nuevamente después de la Segunda Guerra Mundial, un despropósito.

Fue a finales de 1980 bajo el gobierno de Wojciech Jaruzelski, siendo un país satélite de la nueva URSS cuando un movimiento de oposición al gobierno, encabezado por el sindicato Solidaridad y Lech Walesa, apoyado por las potencias occidentales, llevó a la instauración del multipartidismo y el retorno a la economía de mercado como sistema económico, dando lugar al moderno Estado polaco, que cambió su nombre oficial a República de Polonia. Polonia ingresó en la Unión Europea en abril de 2003.

Este muy escueto apunte es para situarnos en las vicisitudes socioeconómicas sufridas por este país, maravilla en Centroeuropa y un país que aprendió de su historia a sobrevivir y reinventarse, no despreciando lo útil y bueno de cada época, de cada régimen y de cada situación social, así, el desarrollo profesional fue un acicate para su evolución y desarrollo, mantuvieron durante décadas un modelo de Formación Profesional sin contingencia del régimen establecido que ha creado uno de los principales nichos laborales de excelsa calidad profesional y ejemplo para el resto de Europa.

Polonia, con un bajo nivel de parados y alejados estos del ámbito industrial exporta conocimiento y mano de obra cualificada y aquí intervienen los visionarios de la Red hispano Polaca, la UNED y AEMIN, así, el Adelantado del reino de España, vicepresidente de FREMM y Presidente de las empresas de montaje industrial y naval junto a los componentes de la Red hispano-Polaca y la UNED iniciaron conversaciones con la Agencia polaca de inversión y Comercio en España y, durante unas jornadas se han desarrollado con esfuerzo la coordinación entre instituciones con la UNED de fondo, una Universidad que paradójicamente a lo que creemos que representa, la educación universitaria a distancia, que puede parecer lejana y fría es todo lo contrario, cercana y cálida, colma de desarrollo investigador al conjunto universitario nacional e internacional y se posiciona al contrario que la mayoría de las universidades españolas, al servicio de la empresa funcionalmente y no, la empresa al servicio de la universidad como matriarca inequívoca del desarrollo investigador, los éxitos de la UNED están amparados en su beligerancia por el desarrollo institucional de sus recursos en colaboración directa con el tejido empresarial y ha vuelto a dar una lección de coordinación y amparo tanto con su Directora como con la Vicerrectora en el cenit de las jornadas de cooperación

Polonia cuenta con una economía estable, con una posición macroeconómica bien establecida. Estas condiciones únicas para iniciar y administrar un negocio están respaldadas por una resistencia repetidamente probada a las crisis económicas. Goza de una ubicación estratégica en el corazón de Europa. Un país innovador con una inmensa capacidad de crecimiento. Potencia de inversión externa. Experiencia en una variedad de sectores activos, de capital humano y de país, el mayor activo de Polonia son sus ciudadanos, especialmente su naturaleza ambiciosa, entusiasmo por aprender, gran ética de trabajo, lealtad y espíritu emprendedor. En Polonia hay una estabilidad económica y una  economía muy fuerte.

Desde la Agencia polaca de inversión y Comercio en Madrid se barajan tres iniciativas principales, la ayuda y el apoyo a la exportación. Apoyo a las exportaciones polacas con especial énfasis sobre las pymes. Facilitar las inversiones nacionales en Polonia y en el extranjero. Apoyo a la inversión extranjera directa en Polonia. Y la asociación y promoción, destacando la Cooperación con la administración pública y las empresas, las instituciones y en la implementación de proyectos.

Son diversos los valores que definen a sus miembros en la ayuda y asesoramiento externo, trabajando con una red de más de 150 expertos en los campos del comercio y la inversión. Se comunican en 11 idiomas; chino, checo, inglés, francés, alemán, japonés, coreano, portugués, rumano, ruso y español, por supuesto. Se trabaja sobre más de 1200 ofertas y/o proyectos en una base de datos centralizada de inversión, incluidos zonas, almacenes y espacio de oficinas. Actualmente, la oficina cuenta con 220 proyectos activos y con más de 1000 completados en una etapa que ya dura 25 años para inversores extranjeros que buscan invertir en Polonia. Todo tiene un porqué, de hecho, Polonia ha sido el segundo país que más ha crecido después de China desde 1990 hasta 2019, su desarrollo y expansión.