Opinion_Actualidad

Montanaro: LA DESFACHATEZ DE SÁNCHEZ Y LA COMPARSA PODEMITA

LA DESFACHATEZ DE SÁNCHEZ Y LA COMPARSA PODEMITA

Alguien dijo que el populismo es la democracia de los ignorantes y no le faltaba razón, estamos abocados a una penuria institucional oscura y tétrica, a una pandemia de mediocridad política, no había idilio político antes pero joder, hasta que apareció esta generación de nuevos políticos salva patrias dónde, la dignidad y el respeto queda en un enésimo plano, todo era más o menos natural, si no grato, al menos soportable, no discutíamos por las dos Españas, los asesinos eran asesinos y no dependía del color para ser más o menos justificado, la violencia entonces era violencia, sin género,  masculino sobre todo, la propiedad privada era un derecho hoy mancillado y el esfuerzo tenía su recompensa tanto el laboral como el académico. Presenciamos los ciclos políticos y sociales que, como en un carrusel dan acomodo y libertinaje institucional a nuestros representantes, la confianza usurpada de las urnas les hace creerse dioses de plastilina y se prostituyen las instituciones, unos se aprovechan, otros son aprovechados y entre unos y otros el fenómeno de la corrupción acampa a sus anchas, ahora la corrupción podemita tiene patente de corso, además, sin diferencia, puede ser naranja, rojo o morado. Al quite están las alimañas frustradas populistas, los fracasados del “quiero y no puedo” con discurso ingrávido, con filosofías arcaicas y arruinadas, con discursos envilecidos por su propio protagonismo enfermizo, podemitas y becarios socialistas de la dignidad. La historia nos ha dado muestras de populistas sin trapío, y el encerado actual nos da unos cuantos ejemplos relucientes, el gobierno en pleno. No hay edad, localidad, filosofía política ni moral, los hay con chistera y con coleta, con rastras y con corbata, con chándal y con boina, pero siempre, el discurso es mediocre, demagógico y chabacano. Están de moda y además, son de saldo, estamos presenciando la barata institucionalización del más pueril y chabacano populismo en nuestro país, en ayuntamientos, diputaciones y en nuestras más altas instituciones, convirtiéndolas en frívolos espacios cabareteros.

No, la culpa no es de Iglesias, es un sinvergüenza ideológico, un traidor comunista líder de una secta de analfabetos morales e indigentes intelectuales, mientras el genares se aprovecha de los intereses de Sánchez cobrando un pastón, los seguidores asumen las colas del hambre como un decálogo del partido, la beneficencia se sitúa el horizonte más inmediato y el sustento por vagabundear les es suficiente, pero los marqueses y su allegados se alimentan con todo lujo de viandas y sobre todo nadan en la abundancia económica,  y se aferran a ello anteponiendo ideas y luchas revolucionarias, el dinero es el dinero, aunque para ello renuncien a los impuestos a las grandes fortunas, que es una gilipollez pero, delata la catadura moral de tan baja ralea de estos recién llegados, la nueva casta con más peligro que la antigua evangelizando a una horda de seguidores que definió Bacon.

“Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde”. Francis Bacon. No tienen la capacidad de discernir el significado del respeto, de la dignidad y de la decencia, son analfabetos integrales, desperdicios sociales que vagan por este mundo sin rumbo y sin aspiraciones propias, además se convierten en fanáticos porque la ardua tarea de establecer un amago de pensamiento les cuesta a rabiar y no lo consiguen y vivir del estado es bueno, y consecuentemente, haciendo de la ecuación de Bacon la resultante, es que son peligrosos y mezquinos.

¿Se imaginan a Rato y su mujer en el gobierno de Aznar, o a la mujer de Guerra en el de González, o las parejas de De la Vega o Solana…?, pues esto pasa hoy como natural gracias a Sánchez y su medido objetivo.

Tampoco tiene la culpa Casado de lanzarse a una piscina política con un equipo más imberbe o bisoño que exigente y documentado como él, ni Arrimadas de habérsele visto el plumero y mendigar un minuto de protagonismo antes de su caída a los infiernos políticos por abrazafarolas y cantamañanas. Aún menos VOX, que por tildar los acosos a la Constitución se han convertido en una derecha fascista y enemigo a abatir para estos impresentables que forman la nueva casta social comunista, solo hay un culpable para mí, un PSOE sometido a la dictatorial autoridad de los sánchistas, aquellos fracasados en política que nunca consiguieron despuntar, Carmona, Simancas, el propio Sánchez, su vilipendiado en Atocha como portero de discoteca, Ábalos. El lastre de Lastra, la analfabeta integral que se gana el pan blanqueando asesinos y golpistas en sus pactos con Bildu y ERC, y así una reata de acémilas políticas que ahora gobiernan España con sus derivadas regionales y locales, para muestra Cartagena y la degenerada Región Murciana, no hay donde cogerlos.

No, no les importamos una mierda, o dos…, demostrado. Sánchez no quiere manos tendidas ni pactos de Estado para salir de la crisis, lo ha demostrado, intenta engañarnos como borregos y ataca a la oposición porque no la quiere con él, y además, estamos en un país de analfabetos, incluso quiere culpar a VOX y al PP se su fracaso, tanto de la gestión del COVID dónde él y sus horda deberían de ir a la cárcel por inútiles e indecentes y dónde se ha comportado como un puro dictador bolivariano favoreciendo a amigotes y familiares en épocas oscuras y ahora, en la emergencia económica, suma y sigue. Solo en dos meses el FMI ha denunciado el deterioro económico en España, el peor de la UE con diferencia y dónde, apreciaban un 8% algo más bajo incluso del 9.6% del gobierno ahora lo sitúan en una puta ruina, en un 12.8%, el más caótico y crítico para el futuro de España, a esto se suma un incremento en el PIB a límites históricos, una deuda pública que si acabamos el año en el 95% ahora estamos en un 175%. Pero aquí están los iluminados de Izquierda Unida que quieren hacer más dinero como en el Monopoly, como dice la Vice, como el dinero no es de nadie pues para ellos, o los podemitas, con no pagar nada y entrar en corralitos y bancarrotas, nacionalizar y hacer temblar la democracia constitucional con apoyos de jueces y fiscales, no es opinión son hechos denunciados como las cloacas de Iglesias y Podemos, con un pueblo hambriento y necesitado, sumiso y mantenido, derrocar el estado constitucional es su objetivo, estos miserables traidores, juraron o prometieron lealtad al Rey y quieren tumbarlo, con complots fiscales y judiciales, que se les da bien.

Sánchez quiere estigmatizar con mentiras a la oposición, la mentira es su Biblia, la farsa su Corán y la falsedad su Torá, tiene para todos. Sánchez ha pactado con Podemos, ha pactado con terroristas y ha pactado con golpistas y sediciosos además de las prostitutas políticas poligoneras nacionalistas vascas por su propio interés, no el de la Nación y quiere apartar al centro derecha en España atacándolo sin medida y tomando al pueblo español como un rehén idiota, al fin y al cabo, hoy se vive de lo anterior, ya era malo, pero no lo han mejorado, no saben, lo han disfrazado y enmascarado, que ya da vergüenza. Hemos cambiado a vividores de la política por populistas de cuento de Dickens que nos llevan a la ruina si Europa no lo remedia y Calviño tampoco, es la única esperanza. El dinero que venga no será para mantener inútiles y vagos, no es justo mantener a foráneos con la renta de los pensionistas como hacen, mantener okupados desocupados con el esfuerzo de los funcionarios y con al sacrificio de los autónomos y empresas, y eso lo dice la Europa del Norte, decían que…, no darían dinero para España para que los socialistas se los gastasen en putas y drogas y robaran a parados y ahora…, para que los podemitas den renta mínima, tampoco.

Estas figuras populistas que en su afán de protagonismo se han instalado en lo más miserable del ser humano, banalizan hasta la propia muerte como han hecho con las 50.000 víctimas del COVID que desprecian e ignoran, igual que a sanitarios y seguridad, no tienen escrúpulos, ni alma ni sentimientos, y rodeados de un coro de palmeros frustrados se aprovechan de las deficiencias constitucionales y las mayorías subversivas amorales y traidoras para destrozarla y destrozarnos. Son los populismos nacidos de la propia democracia, los que se han beneficiado del sistema inmerecidamente.

Que nadie olvide que ni en el bolcheviquismo, ni en sucedáneos republicanos españoles, las dos acabaron mal por totalitarismo social comunista, nada han aportado estos populistas de pancarta, como hicieron Fleming o Cajal. No alcanzan profundas reflexiones como Ortega. No tienen la imaginación de Machado, Carmen Conde o Beltrí, ni mucho menos la melancólica ternura de Lorca, cualquier alma con sotana, uniforme y bata blanca les da reales lecciones de solidaridad y sacrificio. Se pueden refugiar en Marx, Lenin, Trotsky o el mismo Chávez para recrear sus pobres seres inertes que vagabundean entre la oscuridad y la frustración, pero nada más.

En los Miserables de Víctor Hugo, apareció alguien que enseñó a discernir entre el bien y el mal, aquí, no hay esperanza, la de siempre en esta comuna radical e interesada, destruirse y destruirnos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar