Opinion_Actualidad

Montanaro: “LA FARSA SÁNCHISTA”

LA FARSA SÁNCHISTA

Paradojas de este país, vive feliz incluso en pandemia, o eso cree su necio gobierno a vueltas del interés que produce el goteo de muertos diarios en contraposición a las elecciones catalanas de los cojones y los intereses de mierda de este gobierno, como diría Fernán Gómez, iros a la mierda, pero en pandilla, ¿entendemos ahora las manifestaciones progresistas radicales de la mujer que nos iba la vida y la usura humana con las elecciones catalanas de este absolutista gobierno de tiñalpas?

Me resulta dolorosamente majadero, observar cómo, estos “progres” disminuidos intelectuales, pero de abolengo parasitario exacerbado y de rancio abolengo socialista repican en agnóstica misa, criticando aquella España de guitarra y pandereta, de tablaos, toros y futbol, dónde unos gobernantes bajo el organigrama jerárquico franquista se amancebaban con las legislaciones y reglamentaciones, ¡aquellos fachas que ahogaban la cultura popular! Pero… ¿alguien con sano juicio puede establecer una discrepancia o argumento que no sea peor?, sí, y además más cruel, la de este gobierno que amparado en una falsa democracia que hace pragmática demagogia y engaña al ciudadano cobardemente. Se establece una diferencia entre aquellos “franquistas” que desarrollaron, lento pero seguro, sin sueldos escandalosos, “procurando” por el avance de un país, una ascensión en el desarrollo humano, social y ético de todo un pueblo, el que hoy pone un mínimo de dignidad a esta horda de sinvergüenzas fracasados morales que gobiernan conformado por numerosas culturas y tipológicas, ¡y ahora! ¿en que nos hemos convertido? Parlamentarios y demás gentuza que roban con beneplácito político, retrasados pero honorables con sueldos inmorales, tienen la desfachatez de establecer economías sociales propias ajenas a la realidad del país en crisis profunda y en ruina. Pagan favores con la concesión de ayudas a los parásitos intelectuales de España, dícese personajes de la farándula, bohemios anacrónicos sometidos a una anorexia espiritual y moral, que viven del cuento en su inventada progresía social comunista caduco e improductivo, un enjambre de parados con sueldo subvencionado anclados en la guerra civil de sus amigos de Paracuellos, otros como los profesores adictos al régimen de la minusvalía intelectual, palmeros que en época de elecciones, conforman una fachada, distintos al resto de los siete millones que no tienen esperanza, ajenos a los más de 80.000 muertos, ajenos a la gestión sanitaria tras un año de  crisis moral, los etarras beneficiándose, los golpistas beneficiándose, y los de VOX, última esperanza, arrejuntados con los de Ciudadanos en sus estúpidas infumables e injustificadas correrías parlamentarias. Creo que ha quedado claro lo que le importa al gobierno el coronavirus y la pandemia, así como sus víctimas, no se han anticipado a las deficiencias sanitarias, a la escasez de vacunas, a pesar de las reticencias, dudas e inquietudes que presenta, todo sea dicho, a las jeringuillas perdidas en trasteros morales, a la ética, solo política y elecciones, y el prevaricador Tezanos que, con nuestro dinero hace de su capullo un rosal.

Mientras estos “ideólogos” viven del cuento, y se suben el sueldo, se conceden sus subvenciones, glosan un gobierno con lo más pueril de la sociedad, otros perecen bajo el follaje de la tundra contaminada de este gobierno, y como siempre en este país, son las Fuerzas armadas, cuerpos de seguridad y las asociaciones cristianas que, en tiempo de crisis alojan a todo y a todos lo menoscabado y dañado por la ineptitud y la negligencia de quien tiene que velar por nuestros intereses, un gobierno decrepito, amoral e indigno, ellos que se dejan la salud y demás estados pasionales patriotas allende mar y aquí, claro, ellos que están comandados por la anarquía política, por la ocurrencia del momento y del individuo, ¿quién los cuida?, ¿La republicana ministra y pacifista? ¿el ministro perroflauta, por ser elegante de interior o le presidente por accidente que quisiera suprimir defensa y todo lo que conlleva? Y lo peor son los estómagos agradecidos que aplauden tal despropósito, en este país los tontos hacen cola en el desierto de Almería, en las FAS saben de protocolos, ellos los inventaron, el problema es que sucumben a una catacumba política y partidista, ¡victimas o victimas!, nuestros uniformes son victimas del desasosiego partidario.

No hay dinero, las familias están ahogadas, el paro desesperante pero como si no fuera con ellos, ahora tener un sueldo al mes es ser clase alta, ¿que son entonces los indecentes “progres” socialistas? Sinvergüenzas de guante blanco que viven como parásitos de la sociedad que los ha elegido y su principal misión, es la de enriquecer a sus amigos y familiares, de esos también los tenemos aquí cerca…, o los teníamos…, parásitos vividores del sistema. ¿Quién puede negar que con el PSOE gobernando ha habido y hay más corrupción y desvergüenza que con ningún gobierno incluido el franquista? Recordando a Sidney Polack, ante lo que se avecina, ¡Votad, votad, malditos!, votadlos…, en ambiente de desolación análogo a este país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba