Opinión Deportes

Un marrullero Oviedo, con un ‘arbitraje a medida’ pide la hora ante un Efesé, que acaba con 8 y lucha hasta el final (1-2), Guillermo Jiménez

Un marrullero Oviedo, con un ‘arbitraje a medida’ pide la hora ante un Efesé, que acaba con 8 y lucha hasta el final (1-2)

MORENO ARAGÓN, CANDIDATO A MEDALLA DE
ORO DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

 

Perdió el Cartagena una baza importante, que no decisiva, para codearse con el grupete de arriba, dándole alegría al cuerpo Macarena. Se enfrentaba a otro aspirante a lo mismo: llegar nadando a la costa del Playoff en la que esperan cocodrilos con muy malas pulgas y peor dentadura. Las Palmas es el club que ha dado un golpe sobre la mesa al ganar en Ponferrada como si nada.

 Era, el de hoy en Benipila, un partido de más de cuatro puntos y además los carbayones redondean lel tema levándose el goal average (2-0 en el Tartiere). El Real Oviedo es un muy respetable histórico pero tiene, sin embargo, en el puente de mando técnico un Doctorado en Marrullerías a la hora de trazar la estrategia de su equipo.

Qué aborrecío (transitoriamente) acaba de caerme este club, 38 campañas en Primera División y un número parecido en Segunda. Yo he llegado a tener un autógrafo del famoso Marianín, delantero centro, goleador en la década de los 70, conocido por el Jabalí del Bierzo. Pero la imagen de una entidad se deteriora con partidos como el de hoy.
ZIGANDA, DIRECTOR TEATRAL
No concibo que todas las artes doctrinales en fútbol de Ziganda sean las de simular caídas en todo momento y en cualquier posición por todos y casa uno de sus chicos. Lo chocante es que nadie acabó en Urgencias de Santa Lucía.  Un poco de teatro, vale, señor Cuco, pero en situaciones acordes. Cuando se trata de congelar un marcador faltando siete u ocho minutos o en el descuento. Lo de usted,  señor Ziganda, anda que anda, es para que lo metan en la Cárcel de Papel, de aquella revista satírica de La Codorniz, dirigida por Álvaro de Laiglesia,  entre 1951 y 1978, secuestrada varias veces en los quioscos por la censura de Francisco Franco.

Mas toda la culpa del 1-2 no fue de Ziganda. Inimaginable la tarea del figura de la tarde. Se supone que los responsables de la Organización Arbitral española de fútbol, antes de ascender al sesudo colegido Álvaro Moreno Aragón a Primera División -que subirá, este año o el que viene, nadie lo dude- examinarán el video del Cartagena-Real Oviedo en el que se contabilizarían las buenas y las malas determinaciones de este deportista del silbato adscrito a Madrid pero granadino.
 El de hoy fue su partido 100 en Segunda, en el que este curso llega a su quinto año. Dicen que no hay quinto malo, pero a mí me parece que sí. Tendrá que dejarse colgado en la percha del vestuario su altanería (supuesta) y ser más normalito.
 

 

El pollo, Álvaro Moreno, tiene 31 años y está en edad de desarrollar una buena carrera arbitral, pero hoy le salió el encuentro de protagonista. Quería pitarlo todo en su cortijo del estadio Cartagonova; pitaba lo que era y lo que no era, pero pronto se le vio un plumero de la gama carbayona, azul cobalto. Alto que no digo más. Huyo del forofismo, pero a Moreno Aragón se le vio un ramalazo de tenor cantando lo de Asturies patria querida, que no me extrañaría que en poco tiempo sea convocado para recibir la Medalla de Oro del Principado en su apartado de simpatizante meritorio.

Un patinazo mayúsculo del señor del pito fue conceder un tercer gol a favor del Oviedo, en fuera de juego de Hugo Rama, de unos cuantos metros, en el minuto ochenta y pico. El VAR tuvo que intervenir para borrar el error del madrileño

 

 

Nada que hablar de los goles astures.  Correctos. El 0-1 de Luismi (8′) después de que a Rubén Castro (5′) se le anulase un tanto por fuera de jugó. Sí marcó el pichichi local en el lanzamiento de un penalti (37′)  por manos en el área de Borja Bastón. Al descanso con 1-1 y el 1-2 lo clavó Montielde tiro perfecto en el minuto 70. 

Pero pasaron cosas, muchas cosas en una segunda parte cuyos hilos movió el Diablo. Porque el Efesé acabó con 8 hombres en el campo frente a los once asturianos. Diez minutos más el descuento en inferioridad. Es bueno saber que los albinegros actuaron 39 minutos con diez, 55 minutos con nueve y desde el minuto 80 con diez. Expulsados: Mo Dauda, que parece buscarse la roja (desde el minuto 51); Tejera (desde el minuto 74) y Gastón Silva (desde el minuto 80).

Aun así los ‘supervivientes’ de Luis Carrión, también amonestado, le echaron casta, fueron empujados desde la grada por una afición entregada (unos 7.000 espectadores) y buscaron  oportunidades para al menos empatar. De nuevo Marc Martínez dejó su portería para esperar la lotería de un gol suyo en el área visitante. Esos momentos los tuvieron Cayarga y Ortuño.

Brava reacción del Efesé. Todos sus hombres se dejaron la piel y el argentino Pablo De Blasis fue una vez más el compañero que animaba a los demás en ese 11 contra 8. El Oviedo tuvo que recurrir a perder tiempo y pedir la hora para hacerse con los tres puntos.

EL ATAQUE CARBAYÓN SE APOYA EN UN BASTÓN

 

 

________________________________________________________

CARTAGENA ACTUALIDAD
   La Web Amiga
_________________________________________________________

 

La próxima ocasión se presenta para el FC Cartagena el Viernes de Dolores, 8 de abril, en el Anxo Carro, de Lugo. Hasta la tierra gallega viajará la carrionetaalbinegra para cambiar el signo deplorable de los malos partidos en las salidas. Toca ya.

La Carrioneta tira palante y no necesita gasolina.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba