Opinión Deportes

Al Cartagena le sigue costando Dios y ayuda vencer: diez minutos finales le regalan un punto al Málaga (1-1)

marzo 28, 2021

VIDEO DE ESTE BLOG SPORT ICUE CENTRADO EN EL CARTAGENA-MÁLAGA
Cambia la hora, cambian los vientos (de Levante  a Lebeche y viceversa), cambia la Administración USA, cambia de directiva la Comunidad de Vecinos, cambia el Coletas su estatus de jefazo por el de soldado raso,  cambiamos el Omo por el Persil, la Estrella Galicia por la Estrella Levante, el Galtea por el Freixenet,  las bodegas Carrión por el vinillo de Borja, pero nuestro queridísimo FC Cartagena sigue  sin cambiar. Se planta.

El Efesé ya es el Repupas, pararrayos de todo lo extraño que pueda suceder. Cuando se atisba que la victoria la tiene cogida por el cuello, anudando la corbata y apretando las tuercas  cual cobrador del frac ante cualquier jeta que no quiere pagar su deuda, entonces llega el VAR para ignorar un penalti a favor (como el de este sábado ante el Malaka palapuñalá tedén) o canta  por malagueñas el Chichi Zola en su única pifia en 90+3 minutos, después de paradas meritorias del gaucho.

OTRO GOALAVERAGE CONQUISTADO

Creo que el Efesé hizo un partido bastante decente, bien al defender, moviéndose como pudo por el centro del campo, y nunca fue inferior hasta el minuto 80 o por ahí. Se le acabó entonces la gasolina y halló cerradas todas las Estaciones de servicio en cien kilómetros a la redonda. Este FC Cartagena nuestro, pero mucho más de Belmonte Sociedad Limitadísima, nos sirve en bandeja una decepción más, aunque es cierto y bien cierto que un punto siempre es un punto. Y además al Malaka le tenemos ganado el goal average e igual pasa con el Real Oviedo y la UD Las Palmas. Con el hermano Albacete estamos igualados en el gol particular pero se le gana en el cómputo general.

El Malaka encendió la traka en el Kartagonova cuando marcó Jezabel (81′) sin grandes alardes y haciendo pocas cosas. Pero con pichichi Rubén Castro calentando el asiento de la grada, el segundo artillero, Elady, lo único que disparaba era por vía rectal del meteorismo y con su aerofagia se le sigue olvidando marcar goles. Muñiz,  el pontevedrés del silbato, ya le advirtió tapándose la nariz: “Como sigas disparándome  pestilentemente a mí, te enseño la amarilla”.

CAYARGA, EN BUEN MOMENTO

Pero ahí estaba el camarata Bertín NoOsborneCayarga para lograr el 1-0 y además se firmó un partido de chupa de domine. Para fabricar su gol solo tuvo que empujar el balón a gol, libre de marcaje al estar pensando Alexandre, el 22 albiazul, en las musarañas. El Cartagena jugaba a ganador, quieran o no sus detractores pescadores con las redes sociales echadas en el mar de la crítica ácida y lo siguiente. Al final 1-1 pero pudo ser peor para los dos equipos si uno de ellos pierde. Si hubiese sido el Efesé, ahora unos cuantos miles de la Efesemanía estarían gimiendo más que la campeona mundial del llanto, la turca Bahar de la novela que tiene amarrados a más de millón y medio de televidentes españoles.

El defensa venelozano Josuá Mejías, jugador eternamente en propiedad del Leganés, cedido ahora al Malaka, con el cabello de la sesera tintado en rubio botellazo, fue a veces este sábado el guachimán (vigilante en idioma de Venezuela) de Elady y su parcela.

Un borneo mental me di después por el panorama de la Liga SmartBank, que no concede tregua ni descansa. Como si los jugadores se recargasen las pilas todas las mañanas a la hora del colacao con un chute colosal de energía  No se juega todos los días porque no se puede legalmente pero ya se inventará Javier Tebas algo para poner partidos en verano a las 23:45 horas, con la fresca para buscar réditos económicos para la causa. El calendario no para y el Jueves Santo silenciaremos a JIM en La Romareda de Zaragoza. Allí, otro empate ya está en el bote (antes de empezar, claro, y después ya se verá)

LO QUE ES ECHAR DE MENOS

Echamos de menos el fútbol cálido con público en la grada, como se echa hoy en falta la Procesión de la Burrica o el Periko Pelao, arroz y bacalao,  en otros desfiles de Semana Santa, con un maestro flauta natural de Águilas, que la toca genial.

Somos unos sentimentales, pero con la tarta de chocolate preparada para ir el Jueves Santo y dejar en Silencio y endulzar al Real Zaragoza ante el poderío del Efesé bueno,  gran caja de sorpresas, capaz de agriar esa tarta y darle el susto y el disgusto a JIM. Prepara el bicarbonato para una mejor digestión, Juan Ignacio.


 Muñiz, 29 años, puede ser un gran árbitro y sin duda subirá más pronto que tarde. Pero el sábado 27 de marzo dejó sin sanción un penalti de libro en el área malacitana. No pasa nada…A todo se acostumbra uno.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba