Opinion_Actualidad

“Asesinato en los vientres”, Ramón Galindo

Y con esto poco a poco ya desgraciadamente se confirmaron las sospechas, y ya ha aparecido el cadáver de una de las niñas que en un execrable y premeditado crimen, su padre acabó con su vida en Tenerife, presumiblemente también con la de su hermana e incluso con la propia, vaya desde aquí mi más profunda condena.
Los medios de comunicación nos han tenido permanentemente al tanto, nos han enseñado el coche de este criminal, su lancha, sus costumbres y sus gustos, han entrevistado a sus amigos y conocidos, e incluso nos han detallado sus acciones paso a paso. Que por cierto, todas estas chicas del micrófono y la mascarilla al servicio de los informativos, y sus compañeros de platós no saben distinguir entre una bombona de butano, y una botella de buceo. Ni siquiera saben lo que lleva dentro y nos hablan de oxígeno ¡Pobrecito de aquel que se meta a bucear con una botella de oxígeno! El oxígeno puro comprimido en una botella es nocivo, y a más de 18 m. de profundidad tóxico y puede causar la muerte. Pero así está el tema, que no saben ni de lo que informan.
Pero si execrable es este crimen, tanto lo es el de la madre de Sant Joan Despí, que -para vengarse de su pareja según su propia testificación- le puso una bolsa de plástico por la cabeza a su pequeña hija de 4 años, hasta asesinarla asfixiada. No sabemos si esta “elementa o elemente” tiene barco o si bucea con bombonas de butano o de propano. Muchos ni conocíamos la noticia hasta que rebuscamos entre los más recónditos rincones de la prensa.
Lo que sí está claro es que parece no importarle mucho a la “ministra, ministre” y que el chorro de millones de euros que continuamente se inyectan en forma de subvenciones publicadas en el BOE a los chiringuitos de las que precisamente ven bien que se asesinen a los bebés antes de nacer, sean las que tanto se preocupen de mediatizar los crímenes de los padres y tanto traten de ocultar los de las madres a sus hijos.

Pero lo más repugnante aún sea que existan estudios y estadísticas que hablan del 70% de este tipo de asesinatos sea precisamente a manos de las progenitoras y sin embargo los minutos de silencio sólo sean para los muertos por los progenitores ¡Que curioso! Incluso en el triste y recordado caso del pequeño de las Hortichuelas en Almería (por respeto no me gusta citar a los menores) en el que en un principio incluso los medios nos hacían compadecernos de sus padres y de la novia del papá que tanto lloraba y colaboraba en la búsqueda y resultó ser la asesina, que para más delito, ya sospechaba la Policia y la Guardia Civil que esta individua -Ana Julia Quezada, a esta sí la cito con nombres y apellido- ya había cometido un crimen similar sobre su propio hijo.

Así transcurre este domingo con manifestación en Colón (que una pequeña lesión en una rodilla me ha impedido asistir) para reivindicar que se cumplan condenas, que se persiga a delincuentes y que se ejerza la justicia, esperemos que no sea el “doctor” Simón el que dé el comunicado oficial y nos diga que allí “se han reunido dos o tres pijos del Barrio de Salamanca como mucho” o los dos millones que entre los asistentes del PP, VOX y Cs votaron en la Comunidad de Madrid. Aunque en realidad ha sido una antigua socialista y vasca, Rosa Diez, quien la ha convocado. Pero a la tv del régimen parece que le ha interesado más el acto de encumbramiento de Ione Belarra a la nueva Secretaria General de Unidas Podemos y me imagino que también “podemos y podemes” que gentilmente acompañada de Unai Sordo y Pepe Álvarez representando a los sindicatos, y que se habrán ido luego a la marisquería de turno a celébralo a su manera y a hablar de futuros chalets y sus cositas.

Aunque Sánchez, a cambio de permanecer en la Moncloa hará lo que los independentistas le exijan, sin seguramente saber ¡O sí! (pero le importa un pepino) que detrás vendrán arreando los abertzales en favor de sus asesinos.

Y como no hacer referencia a la llegada del Buque Escuela de la Armada Española, y felicitar a su Comandante y mujeres y hombres a sus órdenes, que para conmemorar la gesta del quinientos aniversario de la primera vuelta al mundo, que si bien comenzó capitaneada por Magallanes, fue Juan Sebastián de Elcano el que la completó, ha repetido una vez más la gesta al tiempo que formaba en la ciencia de la navegación a los nuevos oficiales, y ha arribado en Cádiz después de diez meses, que entre pandemias y otras zarandajas, apenas han podido bajar a descansar en pocos puertos. Y que tengo el placer de extraordinariamente ilustrar este artículo de mi puro de los domingos, -que por supuesto a vuestra salud y en perjuicio de la mía me he fumado-, de cuando hace ya mucho tiempo de esto, tuve la fortuna de ejercer de timonel durante unas millas a la rueda de gobierno de Elcano en pleno Atlántico.

 


RAMON GALINDO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba