Opinión Deportes

El Deporte en clave Icue. Blog de Guillermo Jiménez, 1ª jornada de liga

Esta noche he soñado con Sadiq. Un demonio emplumao de delantero. Un diablo gigante con cuernos de hojaldre reciente y merengue fresco (para su equipo) y afilados de la famosa ganadería de Abilio y Ramiro Hernández Jiménez, de Salamanca, dispuestos para hacerle un descosido gordo al FC Cartagena en su traje de luces de estreno. Este futbolero hijo del averno las gasta así, aunque en el fondo es un chiquillo encantador.


 Salto de Delmás al corte de un balón. Foto: FC CARTAGENA SAD.

Jugar con él en el propio equipo es hacerlo con ventaja. De entrada. De entrada y de salida. Proporciona muchísimo trabajo al adversario (se desmarca y marca) y da lugar a que compañeros de mucha clase, como Lazo o como Ramazani se luzcan y sean más eficaces.

Soñé con el diablo Umar Sadiq que, en el hotel NH habría consumido prepartido una cena frugal a base de siete platos colmados de arroz frito, el menú preferido en Nigeria; una tortilla española de ocho huevos gordos, una docena de tortillitas de camarones fritos con aceite Extra de oliva Virgen de la Almazara de Elady Zorrilla; cuatro tazas de puré Maggi (para el mágico señorito moreno) y un melón del sapo de Miranda (Campo de Cartagena) para él solo, para cerrar con un par de tazones de menta poleo para la buena digestión. Con tal carga de energía quedaron cargadas las pilas del enorme mastodonte del área. Omnipresente. Su zancada es peculiar y resulta complicado ponerle freno en carrerilla, si no se comete falta contra él.

_______________________________________
Este artículo también se publica en el digital Cartagena Actualidad _________________________________________________________________-_

El Cartagena por estrategia regó un poquito el césped, a ver si resbalaba, pero ni por esas patinaba el jodío. No fue un manguerazo sino como un leve amago de rocío para propiciar el deslizamiento. El truco no resultó y gracias al 1-3 encabeza el  equipo  del ‘9’ de mis sueños de verano la tabla general de la Smartbank y de ahí es capaz de no descender un puesto o dos en toda la Liga.

Con sonrisa de oreja a oreja ya está el dueño jeque Turki Al-Sheikh.
 
 

             El Almería, con Sadiq, cotiza al alza en la Bolsa de la Smartbank

ULLOA, OTRA ESTRELLA EN TIEMPO PASADO

Pongo a funcionar mi máquina pensadora de andar por casa y apenas encuentro en la historia del Almería, en la que figuran con letras de oro los murcianos Alfonso García, de Águilas, que vendió por 20 millones de euros el club al jeque, y Ricardo,  que puede ser el Polideportivo (9 temporadas en Segunda B), la AD (11 años de historia, con ascenso a Primera, con el vasco ex Athletic  José María Maguregui de entrenador, fallecido hace ocho años, y la actual UD  un delantero que le pueda hacer sombra a Umar Sadiq. Al final localizo  y saco a colación al argentino Leo Ulloa, de 1’82, autor de 39 goles en noventa partidos. Ulloa era un delantero con mucha ciencia (infusa y de la otra), excelente cabeceador, oportunista, definidor, que jugó de rojiblanco entre 2010 a 2013, la primera campaña en Primera (paradoja, con descenso a Segunda), en su segundo año almeriense goleador de la Liga Adelante (38 dianas) y en el tercer ejercicio con la aportación de 18 goles. Seis entrenadores tuvo el magnífico Ulloa en el Almería: Lillo, Oltra, Olabe, Lucas Alcaraz, Esteban Vigo y Javi Gracia. Luego se marchó al Reino Unido a ganar la pasta en la Premier y después fue a morir en el Rayo Vallecano, en Segunda, ya en su inevitable declive.

Aunque dicen que las comparaciones son odiosas (siempre para los perdedores en el cotejo, que son los que no ganan ni de chiripa), entre Ulloa y Sadiq me quedo con el nigeriano y además le hago un contrato de larga duración hasta 2030 por lo menos y luego lo meto en el Museo de Cera para que su sonriente careto quede para los restos.

Sadiq es el animal que huele el gol a cincuenta kilómetros de distancia y una bendición divina para su entrenador Rubí, una joya de técnico que incluso estando el corpulento ‘9’ rojiblanco en el Cartagonova con la carga de una tarjeta amarilla desde el minuto 64 y con ventaja de dos goles, no lo relevó para evitar una hipotética segunda cartulina con expulsión. Umar está para la duras y las maduras.

RUBÉN CASTRO Y ORTUÑO COMPATIBLES

Y es que Sadiq desarbola a las defensas en un santiamén. A Julián Delmás lo llevó por la calle de la Amargura cuando el moreno se iba por la izquierda.. Delmás mejoró y mucho en la segunda parte, en especial atacando. Me quedo con el Efesé de unos minutos valientes, cuando enseñó los dientes en la segunda parte y el lateral Luna (creciente) metió el golazo desde fuera del área y eclipsó un poco el poderío almeriense. Me gustó que Rubén Castro y Ortuño fuesen compatibles atacando.

Y, cómo no, me agradó la aportación de Álex Gallar (relevó de saluda en la segunda fase, a Bodiger, uno de los destacados en pretemporada), aun sin estar el catalán a tope de sus posibilidades. Fue revulsivo.

No me quedo, ni regalado, con el Cartagena de los despistes en defensa (dos goles regalados con tarjeta del Cortinglés) descompuesto en defensa, el de la primera fase, dejando huecos, agujeros de queso gruyere. Tiempo hay de que ByB mejoren el plantel que, jugando mejor o peor, estuvo  este lunes arropado por 5.173 fieles mascarillados y con el pipí también regulado, sin moverse de los asientos. Sacrificio espartano.

Luis Carrión le espera mucho trabajo por delante, frente a la pizarra y en el boca aboca a diario con sus jugadores. El Mentalista de la CBS tiene faena. La pasada campaña escudriñó bien y dio en las teclas para recomponer un equipo que mezcló casta y calidad. Y se salvó. El suyo acabó siendo un conjunto ganador.
No es saludable ver la posición del equipo albinegro en puesto de descenso tras la primera jornada. Tampoco es referencia. Ayer jugaron siete nuevos a los que doy estos puntos sobre 10:  Alcalá, 5; Luna, 6, Bodiger, 4; Tejera, 4; Boateng, 6; Ortuño, 7, Kawaya 4.

          Álex Gallar, el revulsivo. Cuando coja la forma sembrará el terror en las áreas.

 
LOS QUE SE FUERON
 
Debutaron oficialmente este fin de semana:
Elady Zorrilla, en el Tenerife, con una jugada preciosa que dio el pase de uno de los goles en la salida a Fuenlabrada.
 
Raúl Navas, en la UD Palmas. Cumplió en la defensa amarilla, peso su equipo no pudo con el Real Valladolid de José Rojo Pacheta.
De los que se han quedado, anoche hubo de todo: extraordinarias paradas de Marc Martínez y luego el cante en el tercer gol rojiblanco. Delmás, mal defendiendo en el primer tiempo, y mucho mejor en el segundo. Rubén Castro, apenas sin oportunidades. Lo vigilaron muy bien. A Cayarga le faltó chispa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba