Opinión Deportes

El Efesé dio en hueso en Anduva, aunque el empate se pudo dar al final (2-1), Guillermo Jiménez

El Efesé dio en hueso en Anduva, aunque el empate se pudo dar al final (2-1)

 EL GOL TEMPRANERO DE CAMELLO MARCÓ EL DEVENIR DEL PARTIDO

Un gol tempranero, a los 5 minutos, y de Camello, nada menos. Menos mal que el goleador era un camello doméstico, de los de andar por casa, y se conformó con un mordisco.  El otro bocado lo dio Rodrigo Riquelme (65′).  El Efesé, que acudía a Miranda un poco sacando el pecho, por aquello del 5-1 en una tarde magistral, casi comenzaba con el lastre del 1-0. Era la obra de un chico madrileño llamadoSergio y que juega cedido a los burgaleses por el Atlético de Madrid, con el que ya ha jugado 69 minutos en Primera desde la 2018-19, repartidos en tres encuentros, escribo de memoria.

 
-Pero, oiga, ¿se puede entrenar eso de no encajar goles en los primeros momentos?
 
Es la pregunta inmediata del Defensor del Aficionado que ya circula y dirigida de sopetón al preparador del Efesé. Por ahí se ha comenzado a repartir estopa a discreción a Luis Carrión, que esta semana vuelve a ser el malo de la película después de ser calificado de magnifico para arriba por su estrategia (y los cambios certeros) ante el machacado líder de la Liga Smartbank. Ley del fútbol. Y el que no se conforme que vaya y juegue a las titas.
Esta vez ni el tipo de los recursos, como es Alfredo Ortuño sacó las castañas del fuego. Siempre marcaba el de Yecla, menos hoy. Salió a jugar en el minuto 59, junto con Berto Cayarga, para relevar a Nacho Gil y Rubén Castro, que sigue de secano y gafado, enemistado con los postes (tiro al  palo de su paisano Lizoain (20′) tras jugadón de M. Dauda, y se acabó el carbón. Cayarga entró en el rectángulo muy animado y con ganas. Tiró a portería sin remilgos y queda su gol, ayudado por la defensa rojilla.

_____________________________________________________________________________

CARTAGENA ACTUALIDAD
                       La Web Amiga

______________________________________________________________________________
¿Jugó mal el Cartagena esta tarde en la tierra de los jabatos? Hubo de todo. Pero estuvo menos inspirado que inspirado. Aun así la paradoja es que se pudo dar un empate  a 2 tranquilamente en los minutos finales. Suponiendo que sea verdad que dentro de los encuentros hay micro partidos, en fases fue superado por velocidad por un Mirandés que, a la contra, tiene un montón de acciones ensayadas, con bastantes paredes y cargando el juego por las bandas.

Por supuesto los del ex bilbainista Joseba Etxebarria, el Potro de Elgoibar, que fue el relevo de Lolo Escobar(nada que ver con Manolo, al que le robaron el carro) lo están pasando mal y entró en funciones a mediados de febrero. Tienen mucho trabajo por delante. Los mirandesistas siguen, aunque algo menos, con el agua al cuello porque si se hacen los fuertes en Anduva en los desplazamientos está el contrapeso de que no rascan bola.

Pero los rojillos sacaron sus armas y el Cartagena pasó demasiados minutos contemporizando. Apretaron de verdad al final y le dieron emoción a la cosa.  Al acoso y derribo del portal jabato. Se esforzaron, metieron la pierna, no se inhibieron. Pero el 2-1 no se movió. Solo el Real Madrid y unos pocos saben remontar. Habrá que aprender de Benzema.

EL GAMO VÁZQUEZ CORRIÓ PARA EVITAR UN GOL CON MARC CONVERTIDO EN DELANTERO

Me agradó Víctor Meseguer, con un buen trabajo en el centro del campo por parte de este ex murcianista de Alguazas, al que Marc Martínez sacó un balón de gol (22′). Y es que el meta cartagenerista volvió a ser protagonista y tuvo que recurrir a jugar en parte del descuento de portero jugador. Y al meterse el barcelonés en el área local, el Mirandés tuvo fácil el tercer tanto, a puerta vacía en una contra, pero yo no sé la forma de correr del gamo Pablo Vázquez, mínimo a 100 por hora, que sacó el balón en la raya de gol. La Virgen del Pompillo y todo el santoral.

Resultaba que en el ánimo de muchos, el hecho de mirar el puesto que ocupaba el Mirandés en la tabla general inducía a pensar en una victoria o en un empatillo que habría mantenido la llama de hacer números cara al playoff. Y no queda otra que, el 19 de mazo, Día de San José y del Padre se consiga el regalo de un triunfo ante el envalentonado Real Zaragoza, que lleva cuatro partidos ganando. Todo son parabienes pero el equipo de JIM puede ser palmatoria en este choque con horario que no convence y que traerá seguidores maños al Cartagonova.

Nadie cuenta con el consumidor de fútbol, sus horarios preferidos, sus costumbres. El seguidor pone su guita y laLiga hace lo que quiere o lo que Movistar le deja hacer.

Y ya de la crítica del VAR, que revisa las jugadas confusas a su manera o dando brillo al pinganillo, ¿qué decir? El donostiarra del silbato, Oscoz, que expulsó a Boatengen el primer minuto del descuento por segunda amonestación, se hizo el sordo en cualquier acción dudosa en las áreas. De cara al espectador no hubo revisión de jugadas. Ya hasta nos están quitando este aliciente.

En Anduva se fue mucho al cuerpo a cuerpo. /LFP

 

Ideal como regalo en el Día del Padre.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba