Opinión Deportes

Los hijos de papá en el fútbol de Cartagena. Desde Verdú a Rafa Mir, pasando por ‘Boria’ Ñíguez, el padre de Saúl

Los hijos de papá en el fútbol de Cartagena. Desde Verdú a Rafa Mir, pasando por ‘Boria’ Ñíguez, el padre de Saúl

 De tal palo tal astilla. El refrán se cumple en buen porcentaje, pero a veces el dicho popular queda malparado cuando el descendiente no está a la altura. En el fútbol hubo, hay y habrá «hijos de papá», no en el sentido de estar mimados por el cabeza de familia sino porque los sucesores son mirados con lupa y con cierto retintín. No en todos los casos. En Cartagena hubo jugadores que siendo nativos o no, se enfundaron la albinegra, y con el paso de los años sus pasos fueron seguidos por algunos de sus sucesores.

Hay decenas de casos. Algunos de ellos quiero recordarlos en este capítulo de mi Blog.

Gonzalo Cacicedo Verdú. / Foto ELCHE CFSe me ocurre arrancar con los Verdú. De ellos el que más alto ha llegado es el actual defensa central Gonzalo, en el Elche y uno de sus capitanes. En el  DNI: Gonzalo Cacicedo Verdú, de 33 años. Su padre es Luis Antonio Cacicedo Gómez, un santanderino de 61 años que estuvo en la plantilla del Racing cuando Fernández Mora era el entrenador de los del Sardinero. Luis Alfonso, de 34 años, y Gonzalo, de 33, son sus hijos futbolistas. Mientras el ex del Cartagena está en Primera con los ilicitanos y tiene dos años más de contrato, su hermano Luis Alfonso, defensa lateral, actúa en el Quintanar de la Orden, de la Preferente manchega. Antes militó en el Alcoyano, Jumilla e Ibiza.

‘BORIA’ Y SUS TRES HIJOS FUTBOLISTAS

Al ilicitano José Antonio Ñíguez Vicente ‘Boria’, de 52 años, que fue delantero cartagenerista en los tiempos del presidente José Luis Belda Guardiola, le «salieron» tres hijos futbolistas: Jonathan ‘Jony’, Aarón y Saúl. Este último, de 26 años, es el que más alto ha llegado: canterano del Atlético de Madrid (equipo B), después en el Rayo Vallecano, y enseguida con los colchoneros ocho campañas en Primera. Fue cedido al Chelsea, de la Premier, que pagó 5 millones con una opción de compra que llegaría a los 45 millones y que no se va a ejecutar.

 

Saúl Ñíguez, el mejor de los tres hijos futbolistas de Boria.           Aarón Ñíguez. 

Aarón, de 32 años, se formó en el Valencia Mestalla y luego se enroló en el Xerez, Celta, Recreativo, Almería, Elche, Braga, Tenerife, Oviedo y Málaga. En la decadencia volvió a su tierra alicantina para jugar en La Nucía y en la actualidad en el Eldense.

_____________________________________________________________________

____________________________________________________________________________
Jony, de 36 años, el mayor de los hermanos, fue un viajero empedernido que a día de hoy juega con el dorsal 6 en el  tercera división, grupo 6º, Athletic Torrellano, de la localidad alicantina muy cercana a Elche, y lo hace por 50.000 euros. En el mejor momento de su carrera, en el Rio Ave, de la  Segunda de Portugal, su cotización era de 700.000 euros. También actuó en el UCAM Murcia. en 2017-18.

LOS EGEA: EDUARDO Y JOSE RAMÓN ‘JR’

José Egea Leal, cartagenero de pura cepa, que en el Efesé fue en diferentes etapas jugador, entrenador y presidente -caso único en el fútbol albinegro- aportó dos jugadores a la profesión,  ambos delanteros; Eduardo, con el ‘8’ y  José Ramón «J.R» (Jotaerre). con el ’10’, y hubo un tercero, Pedro Antonio, defensa, que se quedó en el camino y renunció a la carrera, casi antes del pistoletazo de salida.

 

Pepe Egea, en un acto navalista.

 

 

Jotaerre Egea.         Eduardo Egea.

 

Ambos chavales de Pepe, que había jugado en el Valencia, Córdoba, Levante y Cartagena, fichado por Herminio Campillo por 7.000 pesetas al mes, coincidieron con el padre que era el presidente del club albinegro, en el año posterior del estreno del estadio Cartagonova, en 1988. José Ramón jugó dos campañas, en total 64 encuentros, y destacaba por su calidad. Una mañana en el terreno del Mallorca B tuvo que jugar accidentalmente de portero por la expulsión de Luis Raudona, Su hermano Eduardo era de otra manera de jugar, más correoso, acometedor y al choque como punta de lanza. Los chicos no se libraron de los clásicos e inevitables chismorreos por ser los «hijos del jefe».  El argentino Gustavo Silva y el cordobés Paco Parreño fueron sus entrenadores.

PEPE BAYARDO, EL VÁSTAGO DE JESÚS

Jesús Bayardo Martínez, de 77 años, fue un fino delantero de la factoría que fue aquel CD Naval, en Los Juncos, en el que era la figura rutilante en la etapa juvenil. Fue internacional juvenil en aquella fase de su vida. En el Cartagena jugó 14 partidos en Segunda, y 24 en el Calvo Sotelo de Puertollano. Su hijo Pepe recogió el testigo y se vistió de albinegro en catorce oportunidades. como su padre, en 1989-90. Más adelante firmó en el Levante, entonces en Segunda B, y más adelante en la misma categoría participó con la UD Horadada en cuatro partidos. 

                       Jesús Bayardo, en una captura de pantalla, y su hijo Pepe.Los del Pilar contaron con Zocato, primero, y Antonio Pedreño, después, como preparadores.  Una vez retirado del fútbol, Pepe Bayardo Sáez se metió en las salsas de representación de futbolistas y tuvo negocios en el sector de la construcción.

_____________________________________________________________________

La Web Amiga
Todo el deporte de Cartagena e información general

______________________________________________________________________
TRIGUEROS, UN DEFENSASÓLIDO DE TIERRA TOLEDANA

Uno de los certeros fichajes del Cartagena de José Egea Leal fue el del defensa toledano  Manuel Trigueros Iglesias, en aquel Nuevo Efesé que había dejado Andrés Martínez Prieto tras el descenso desde Segunda. Egea se apoyaba en cuestiones de contrataciones en el secretario técnico amateur Miguel Romero Morgado,delegado de la Mutua Asepeyo en Cartagena y conocido por Miguelito el Marca, porque a todas horas podía ser visto leyendo el periódico deportivo, del que llenaba sus cántaros de fresca información.

                            Manuel Trigueros, un valladar en el Villarreal desde hace doce campañas.
A la derecha, su padre con la elástica del Efesé.
 Y caminando los tiempos, resultó que su hijo Manuel Trigueros Muñoz, de Talavera de la Reinase ha convertido en uno de los míticos futbolistas del Villarreal, con doce campañas amarillas, ascenso a Primera y nueve años en la categoría. Con anterior jugó dos años en el Real Murcia, en Segunda B,

A JUANMI LE SALIÓ SU HIJO DEFENSA, HOY EN EL SEVILLA ATLÉTICO

Pues sucede que a Juan Miguel García inglés. Juanmi, su hijo no le ha salido guardameta, como lo era (y de los buenos, hasta llegar a internacional con Camacho). Porque Juanmi García Roca, hoy con 20 años. juega de defensa central en el Sevilla Atlético,  de Primera RFEF, después de ingresar hace tres años en los hispalenses y baquetearse en el equipo C.

Juanmi, un jabato en la defensa del Sevilla Atlético.______________________________________________________________________

UN ITALO URUGUAYO LLAMADO SEBAS RIBAS

En la etapa enigmática de la dirección a cargo de Sporto Gol Man, en el Cartagena surgió la figura del mánager general uruguayo Julio César Ribas Vlacovich, que siempre estaba ausente o entre cortinas, en segunda fila, como agazapado. El cartagenero  Simón Ruiz Díaz, hoy Delegado del Efesé, cubría sus ausencias. Alguna vez dio consignas por teléfono, desde Uruguay, con los partidos de los albinegros en marcha. Y don Julio, que tenía su carácter, un genio de los de ya, ya., colocó en el Efesé a su hijo Sebas, un delantero centro formado en el Calcio italiano, rodado en el Genoa, que como albinegro no cuajó aun cuando al final sele vieron  algunos buenos detalles.

Fracasado el proyecto Sporto, Julio César Ribas plegó velas, se fue a Gibraltar y entrenó al Lincoln;  después lo nombraron seleccionador de fútbol gibraltareño. Su hijo, ya treintañero, aún vaga por esos campos de Dios dándole al balón.

                            Julio César Ribas, una buena ‘firma.’ Junto a él su hijo Sebas en su etapa italiana.

JOSÉ MIGUEL CAMPOS, HIJO DEL MÍTICO SEVILLISTA
Por el breve periodo de dos encuentros, visto y no visto, José Miguel Campos se introdujo en la vida del FC Cartagena, El entrenador mazarronero, con buen historial, básicamente murcianista, dirigió a los albinegros como pudo –Paco Gómez el Paloma había echado por sorpresa a Pacheta en el umbral de la fase de ascenso, sin causa, al término de la liga, y el playoff de ascenso frente al Caudal de Mieres estuvo José Miguel. El equipo albinegro quedó KO. Fue por un 0-0 no resuelto en el Cartagonova (0-1) en un pésimo partido.
Hoy JM Campos reside de Abarán, tiene sus funciones profesionales, no se ha dejado el fútbol, es uno de los informadores del Granada CF, y me consta es uno de los fieles cientos de  lectores asiduos de este Blog.

Los Campos. José Miguel, míster del Efesé por 2 partidos, y su padre, un mítico sevillista con 131 partidos y medio centenar de goles.

 
JUAN MATA SENIOR Y UN HIJO INTERNACIONAL
 
En el Cartagena de 1993-94 jugó un simpático muchacho ovetense llamado Juan Mata Rodríguez y lo hizo en dieciséis encuentros en Segunda B, con el resumen de 4 goles. Hoy, a sus 57 años de edad, puede alardear de contar con un hijo mundialista, campeón en la cita de Sudáfrica en 2010 y después en la Eurocopa de 2012.

Juan Mata Senior y su hijo el mundialista del mismo nombre.

Juan Mata García, de 33 años,  tiene una brillante carrera con arranque en el Real Madrid y siguiendo el hilo triunfal en Valencia, Chelsea y, desde 2013, en el Manchester United.  Un recorrido como para terminar millonario. Su padre, que se hizo intermediario de jugadores, no pierde la ocasión de desplazarse a Cartagena donde tiene amistades desde sus tiempos de blanquinegro. Siempre visita al peluquero y ex árbitro Manolo Pérez Gutiérrez. 
 
FLORENTINO MANZANO Y SU HIJO JAVI, DEFENSA CENTRAL
 
El cofundador del Cartagonova CF, Florentino Manzano García, al frente de un proyecto ideado por un grupo de amigos como Carlos Conesa Duelo, Luis Ruipérez Sánchez, Pedro Cordero senior y el murciano José García Martínez,  naturalmente contó con su  hijo Javi, defensa central con buenas hechuras que jugó en el juvenil del Efesé cuando su padre era secretario técnico.

     Florentino luce la corbata del Cádiz en su etapa de presidente de los del Carranza.

 
Javi Manzano Pallarés tenía puesto fijo en el once cartagonovista. No tenía competidor y, si lo hubiese en el grupo, las jodidas lenguas viperinas decían que el que fuese lo iba a tener claro. Es cierto que casi todos los preparadores le daban la camiseta con el dorsal 5 a Javi. Para mí era un buen jugador, pero le faltaba tal vez agresividad, un plus de contundencia, no sé.
Es verdad que determinado entrenador, José Ramón Corchado, se atrevió a dejarlo en la suplencia, y alas primeras de cambio, cuando llegaron malos resultados, Florentino le dio el pasaporte tras doce jornadas. Era el ejercicio 2002 y el club de Manzano tuvo cuatro entrenadores: Felipe Mesones, Manolo Palomeque, el mencionado Corchado y finalmente Chechu Delgado, quien siempre había sido de la casa.
 

                

                     Junto a Manzano,  Aranguren, fallecido hace diez años en Barakaldo.

 Chuchi Aranguren contó menos con Javi Manzano y no por ello se alteró la buena amistad del vasco con Florentino. En la eliminatoria decisiva frente al Córdoba, en junio 1999, Javi jugó en la ida en El Arcángel pero no en la final en Cartagena, la del encuentro del Cordobazo (1-2)  un choque en el que el bloque de defensa lo formaron Rufo, Dani Fernández, Garrido yBarila. En los relevos entraron Manolo por Rufo y Javi Prieto por Sergio Barila.
 
DAVID BASCUÑANA, HIJO DE DIRECTIVO ALBINEGRO
 
David Bascuñana, que jugó de atacante en los tiempos difíciles del Efesé, con caída en Tercera por inacción de los dirigentes, es hijo de uno de los directivos en los mejores tiempos de Segunda con Andrés Martínez Prieto. Me refiero a Gaspar, funcionario -de mantenimiento en el Palacio de Capitanía General- dedicó muchas horas al club gratis et amore.

Hoy Bascuñana junior, descubridor de talentos (también lo fue en Elche)  con pluriempleo a cuestas, entrena desde hace unas semanas al modesto Mazarrón,que quiere salir con él del pozo en el grupo de Tercera División.

RAFA MIR, UNA JOYANACIDA EN CARTAGENA
El delantero de moda en el Sevilla, que pagó muy bien por su traspaso, ganando el pulso a At. Madrid, Valencia y FC Barcelona  (ha alcanzado un valor de 16 millones de euros) es Rafa Mir, nacido en Cartagena hace 24 años. Su padre, de nombre Magín,  jugó de defensa en el Efesé en Segunda B cuando el equipo era entrenado sucesivamente por el alicantino Luiche y los cartageneros Joaquín Muñoz y Tano Moltó.
 
Monchi logró su objetivo dorado, el alta en los nervionenses del reciente Medalla de Plata en los Juegos Olímpicos con la selección española. Iba de suplentillo, como último de la fila, vamos,  y.. cuando salió dinamitó  a Costa de Marfil  (5-2) con un hat trick y colocó a España a la semifinal en Tokio. Olé, olé y olé.

           El cartagenero Rafa Mir y su padre Magín, que jugó en el Cartagena entre 1991 y 1993.

Rafa Mir firmó en el Wolverhampton en enero de 2018  y los ingleses abonaros 2 millones de euros al Valencia, necesitado de liquidez  En los dos pasados curso  Rafaayudó al Huesca donde jugó 57 partidos, trece en Primera,  con 13 goles, y el resto en Segunda, en el Huesca. Últimamente con José Rojo Pacheta de míster, rozando por una salvación que se les negó en la última jornada,
ÁLVARO CORDERO, HIJO DEL EMBLEMÁTICO PEDRO

El de Cordero es un apellido ilustre en el fútbol de Cartagena. En el árbol genealógico está el abuelo materno de Jorge, hoy en el cuerpo técnico del Cádiz; Juan Carlos, director general del CD Tenerife y Pedro, sin ataduras hoy pero viviendo día a día el fútbol para analizarlo y emitir informes. José Sánchez Llamas, que fue jugador cartagenero, además de entrenador y secretario técnico del Efesé en los años 60; bazanero(trabajaba en Delineación de la empresa constructora de buques) una excelente persona.  Los tres nietos han hecho carrera, tanto sobre el césped como en los despachos en materia de gestionar el día a día de los clubes, pensando en el futuro. De los tres, que yo sepa solo Pedro tiene un descendiente futbolista: Álvaro.

 
Padre e hijo con la herramienta que mueve el fútbol, su deporte.

El apellido pone el listón bastante alto y por el momento Álvaro Cordero Martínez-Corbalán no ha podido salir de la Región en la que, después de destacar en División de Honor, le está faltando subir  con determinación y sin miedos un escalón para abandonar la Tercera División. Es un delantero que tiene gol y ha ayudado a la Minera, donde actúa esta campaña, y antes estuvo en el Mar Menor, Cartagena B y UCAM Murcia B. Uno de los entrenadores que más sabe de sus condici0ones es Carlos Trasante.

 
Álvaro está en edad de progresar. Naturalmente.
JUAN HUERTAS Y UN DESCENDIENTE CON EL BALÓN

                                                                   Juan Huertas Andreu.

El Frontón de Los Belones, el que fuera central del Cartagena. Hércules y Yeclano, Juan HuertasAndreu, tiene en su hijo, un sucesor en el fútbol. Juan Huertas Jiménez, también zaguero. Con la particularidad que nunca ha salido de su tierra algareña para jugar. Llegó a ser de las bases del Efesé, incluso en 2016 fue convocado para un partido de Segunda B, pero se ha quedado a mitad de camino. Tiene 27 años.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba