Opinion_Actualidad

Montanaro: LÓPEZ MIRAS Y UN PARTIDO POPULAR YERMO, UN DESASTRE PARA MURCIA

LÓPEZ MIRAS Y UN PARTIDO POPULAR YERMO, UN DESASTRE PARA MURCIA.

Que pena, como siempre esta puta, perdón, esta santa región queda a la cola del apesebrado y negado AVE de Sánchez, Rajoy, Zapatero y Aznar, metáfora de España. Una región maldita políticamente y vuelve el PP a dar cuenta de ello, ahora con Feijoo, un congreso de necios y viejas y arcaicas por huidas glorias que no saben cómo renacer de sus cenizas, siguen en el convento de las amapolas, contemplativos y lo digo por Valcárcel, Pedro Antonio Sánchez desde la distancia y el supuesto anonimato y López Miras, vaya tropa…, metáfora del burro y el granjero, este hundido y el virrey echando arena al pozo.

Vuelven a estafar a su propio partido, consecuentemente. ¿Qué no harán con esta región?, vuelven a engañar y despreciar pactos de alcoba, o de invernadero, dejan al sector crítico, nunca aceptado y representado en la figura Patricia Hernández fuera de juego como tahúres, lo que son, y no es porque la “sujeta” sea la esperanza azul de la región, da igual porque es de la misma prole, es el acto de desvergonzada traición, pero tampoco nos puede pillar de susto, vista la catadura de esta tropa, ahora que sí, ahora que no… La alcaldesa de Archena ha sido mancillada por su familia política, ella no está conforme con la nueva ejecutiva ¿y ahora qué?, no deja de ser un pacto de servilletas a pesar de la notoriedad oficial del mismo, y el alcahuete de Génova minando futuros, de todas formas, el resultado es que no hay resultado, no hay refresco, al contrario, más rancio el equipo si cabe, ¿o quizás más mediocre?, sin duda.

Una trampa a lo virrey para eliminar contrincantes al Tio Pencho de la política murciana, y va de Rey…, palmeros en busca del bocadillo y los teloneros de fortuna, una corrida de 6 reses de la ganadería de la gaviota, Landaburu, Luengo, Segado, Valcarcel y Ballesta junto al presidente por incidente, ¿o accidente? Oda a la mentira y la traición como todas las ganaderías próximas al progresismo traidor y mentiroso del PSOE y perdón por la metáfora, son más nobles los de Miura, Victoriano el Rio o Jandilla que estas acémilas. ¿Justifica una sectaria política socialista y unos sectarios representantes anodinos y casi nocivos para la región una mediocre catarsis popular? Creo que no, creo que hace falta una figura en la región alejada de la naftalina actual.

Cordura que no reflexión, pidieron, una actitud establecida en la mendicidad moral y en busca de un puesto de fortuna vitorea enaltecida la comparsa aborregada al ritmo del regidor fantasma, como en las antiguas farsas de corrala, «¡presidente!, ¡presidente!», y va el “tontolpijo” y se lo cree. Para muestra de la miseria política que ahonda en el PP murciano es la nueva ejecutiva, indirectamente proporcional al cache y experiencia, a la sabiduría, el conocimiento y trabajo, o lo que es lo mismo, directamente proporcional a la nada, a lo absurdo, la pupila de Ballesta en Murcia, unan tal Rebeca  en alza y claro, el genares de Cartagena, un Segado que ha hecho historia, no se puede llegar más alto por la cara, de la nada y en la nada, si no es en un partido político como el PP o el PSOE, bueno…, en un partido político, y este es un claro ejemplo.

Dice Cuca…, la Gamarra que hay que estar detrás de López Miras, pero mejor delante, delante…, detrás no se ven, tapa… El señor Feijoo ha sentenciado la verdad, “España no vive un buen momento”, pero en algunos sitios se atisba la esperanza de un próspero amanecer, Madrid o Andalucía, lo de Mañueco es de tambor con sordina, aquí las tinieblas se han establecido, esta región esta maldita, copio de Feijoo, habló de «trazabilidad», coño…, esta es la mía: «El PP no es ninguna incógnita en Murcia, no hay un solo bar en la Región sin un militante o un votante del Partido Popular». Pues señor Feijoo, hablando de trazabilidad, no hay un rincón en esta región que no haya estado asolado por la mediocridad populista del Partido Popular y hay evidencias de ello, somos el vagón de cola de España, de ese tren negado y subrogado a la indigencia política, y ganamos en todo, y no en lo bueno, prueba de ello es la desoladora imagen de las ciudades pantalla de la metrópoli romana, Cartagena o Yecla entre otras, sucias, abandonadas, con delincuencia y sin lisonja popular, incluso en delincuencia a pesar de las declaraciones del sánchista Vélez, y que delante haya un partido desvergonzado y traidor como es el PSOE, abyecto por la codicia autoritaria de su líder sectario y adorado por sus secuaces en esta región no significa que tengamos que conformarnos con una mediocridad de libro, casi de Juzgado de Guardia, ese es el problema, que entre lo peor, lo malo hasta nos parece bueno, véase en Cartagena, por ejemplo, y ojo, mucho me temo que tanto Segado como Casajús ahondaran en la herida de la inseguridad en Cartagena para erosionar a la actual alcaldesa, a pesar del puesto de comité de alcaldes, otra milonga “paparajotera”.

La falsa y ostentosa unidad impuesta en Murcia por Madrid, por Tellado, otro Teodoro de mercadillo, ignorando y casi con insultante desprecio a la alcaldesa de Archena, Patricia Fernández, manifiesta la actitud recesiva del Partido Popular, tiranamente, sin tapujos, a puerta gayola y sin pudor democrático, y eso a los conservadores con esperanza en la reestructuración profunda del partido, nos jode y ya pensamos en verde. Ya lo hicieron con el Puerto de Cartagena, 4º en importancia y desarrollo nacional y subiendo, como un álbum de cromos se lo dieron a Segado y es posible que para acallar mugidos y ladridos lo hagan otra vez como moneda de cambio de López Miras, ahora que hay alguien que lo está haciendo bien, Yolanda, seguro que van y se la cargan, desde Viudes, Adrián Ángel, azote de mezquinos populismos, nadie había puesto tal empeño en hacerlo muy bien, lo de Sevilla para enmarcar, con plastilina, y lo de Segado para enjuiciar como insulto a la inteligencia cartagenera.

El nuevo y moderno por antiguo y arcaico aparato de gobierno de Núñez Feijoo ha jodido a Murcia, otra vez, de aquí salió la cabeza nada pensante y nada estratega de Teodoro García, y su asesoramiento y poder porcuno, era lanzador de huesos de oliva y de improperios, la caída del PP a los infiernos más absolutos en la época más despectiva de la política española, cuando el chantaje y la traición imperan a sus anchas por un Congreso y un Senado contaminados por la indigencia intelectual, ¿tan ciegos de soberbia están en el PP regional o las alfombras están muy podridas en San Estaban?, es quizás donde yacen los restos de expertos magos místicos en la ciencia esotérica de componer legados a interés propio y sucesiones, como ahora, y dejar todo atado para el futuro y sus espaldas, a pesar del error de apadrinamiento del virrey el cual, parece que huido de Europa vuelve al agosto murciano a seguir chupando candados y doblando esquinas, eso sí, con pelitiesa incluida.

Todos prometieron en sus programas velar por la identidad histórica y provincial de Cartagena y todos se mearon en ella, y ahora también, sus derivadas locales sumisas, y ahora también, con tal de no perder ese bocadillo de mortadela y algunos, con pan y chocolate de rancho, les hacen la ola, gentes sin pasado y con un futuro comprometido con la nómina del partido, fuera de ellos el fracaso, y a esto, los partidos locales no han ayudado mucho, primero en el 95 el Partido Cantonal, un fracaso manifiesto y hace unos años Movimiento Ciudadano, otro desengaño populista, y digo desengaño porque había una opción de ilusión pero…, la chabacanería, la ordinariez y la vulgaridad que han demostrado, está en contraposición con la elegancia y la clase de esta Trimilenaria ciudad, y esto no son opiniones sino hechos. “La soberbia es una discapacidad que puede afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder”, no sé si realmente es de José de San Martín…, pero para ilustrar la circunstancia de López Miras, otro presidente por casualidad en esta absurda región, me vale, pero lo esencial es para criticar la necesidad imperiosa del cambio de nóminas, de una nueva generación de tecnócratas adictos al éxito profesional que  si saquen de este lodazal que dura más de cuarenta años y así varias reatas de políticos profesionales de una profesión impuesta  que llevan chupando a la ubre pública desde donceles y, a los que un resultado electoral contrario condenaría a trabajar fuera de la política por primera, ya con pelos en el corazón…,  o a las colas del paro…, en no pocos casos. Un drama, ciertamente, que debe movernos al aplauso y no a la solidaridad ni la caridad, joder…

 

Andrés Hernández

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba