Opinión Deportes

Premio excesivo para la Ponferradina en Cartagena (0-1) ante un desdibujado Efesé que enmendó y fue ‘otro’ en la segunda parte, Guillermo Jiménez

UN GOL Y SE ACABÓ EN CARBÓN

0-1 y se acabó el carbón, por no decir el kabrónde partido. El crimen se gestó en la zona del extremo izquierda de la Ponferradina: el delantero centro Sergio Enrich le ganó la tostada de mantequilla leonesa al dúo Delmás&Bodiger, pasó el balón a Agus Medina, que batió a Marc Martínez, el segundo portero más goleado de la Smartbanbk (por paradoja, el mejor del grupo con diferencia) con 20 tantos (1’53 por partido), empatado con Raúl Lizoain, del Mirandés, el meta canario que mandó a Jesús Limones al paro en Anduva.

 

                 Marc Martínez, las da todas. Fenomenal. / MARCA

 

Después la defensiva de hormigón armado, pero bien armado, de una Ponfe impecable y la jeta de un portero, Amir («a mir que me les den todas») perdiendo tiempo como si le fuese la vida en ello, puso el resto para la resurrección berciana tras unas jornadas de crisis. Amir estuvo en su papel, por lo que solo le criticaré lo justo. Yo en su lugar habría hecho lo mismo. Pero él fue el imán que atrajo el 75% de los silbidos de reproche del público.

-!Vaya tomadura de pelo, Don Carmelo!

Así que, señoras  y señores, señoritos y señoritas, este cuento se terminó y ya toca, apenas sin respirar y por exigencias del calendario de la Liga, presentarse este martes 2 de noviembre (festividad de los fieles difuntos, vaya por Dios, toquemos madera)  en Butarque apenas sin tiempo para lamerse las heridas de la guerra y los abundantes tirones musculares o lo que sea, esa pelea  que fue el match del sábado y colgando la ristra de lesiones que azuzan para intentar seguir con la dinámica del gana/pierde, pierde/gana. No falla. La alergia del Efesé al empate sigue patente y ríase la gente. Nadie en todas las categorías del fútbol español mantienen esa línea de rechazo al «empatismo».

(Ay, si De la Bella hubiese tirado a gol, en buenísima posición, en una fase clave del segundo tiempo…)

Ya se verá quiénes están disponibles para jugar tras la plaga de problemas: Gastón Silva lesionado antes del inicio del lance del sábado; Antonio Luna, tocado en el minuto 39 y también Pablo De Blasis, Álex Gallar y Pablo Vázquez, quien terminó cojeando para no ser menos.

NESKES, AIRE FRESCO DE SIERRA NEVADA

 

                                                                 Neskes, de menos a más

 

Menos mal que el zagal Alejandro Domingo Neskes, que llegó con aire fresco de su tierra granaina, a los pechos de Sierra Nevada,  y sirvió para ayudar a galvanizar el fútbol albinegro en su mejor  fase del partido, desde el minuto 65, justo cuando también entró en el rectángulo Alfredo Ortuño, pero esta vez el yeclano tocó pocos balones. Tampoco Rubén Castro dispuso de muchas oportunidades para alcanzar su gol número 8 en la Liga.

Neskes, por lo que decía, es un chico para todo: si hay que jugar en el filial, en Tercera, lo hace: 179 minutos en dos encuentros; y si hay que batirse en Segunda, también: 187 minutos repartidos en diez actuaciones.

En Butarque espera la señora María Victoria Pavón, presidenta leganera, y su consorte el vicepresidente el señor Felipe Moreno, otrora director y consejero espiritual de Paco Belmonte para cosas del fútbol. La pareja Pavón/Moreno, que comparte en familia todo el accionariado de la entidad, acaba de echar al entrenador Asier Garitano, que era como un talismán institución en la entidad pepinera. Ellos llevaron al monstruo del LagoNess a los altos techos de Primera División de la que disfrutaron cuatro campañas desde la 2016-17. Y ha tenido que ser el director deportivo Txema Indias el apache ejecutor verdugo del corte de la corta cabellera de Garitano.

Tocó tragarse esta vez, cual si fuese una taza del amargo y casi imbebible aquel aceite de ricino en nuestros tiempos infantiles, un partido extraño, camaleónico, variable, aborrecío, antipático, luciferino, protestado, aplaudido y también muy gentil a las primeras de cambio, con ese gol regalado por el Efesé (min. 19) en despiste mancomunado de Julián Delmás y Yann Bodiger (sin querer, que si llega a ser la pifia queriendo el francés y el mañico ya estaría cantando la Marsellesa y la Jota aragonesa enrejados para dos semanas y un día en Sangonera),

Es lo que tiene el fútbol, susceptible de pequeños detalles que hacen que un día salgas encumbrado y a hombros de la forofada y otros, por la puerta de servicio, mutis por el foro. Siendo así que hoy toca decir que Luis Carrión es un manta y que ya no va a entrenar ni de coña al FC Barcelona, cuando cesen a Sergio Burján, pero sí va a acabar entrenando al Atlético Escalerillas.

Pero el público, que sabe valorar los esfuerzos, al final premió desde la grada con aplausos todo el esfuerzo. Eso sí, el Cartagena comenzó jugando al tran-tran, con tres centrales y dos carrileros extremos que centraron pelotas a borbotones -sin fruto, por la hermética cortina de acero berciana-  y se enmendó y mucho en el arreón final del primer tiempo. Añado que el equipo  albinegro juega cuando lo hace Álex Gallar, relevado en el 87′ por Cayarga, tras un encuentro de los de la parrala sí, la parrala no.

Siguió mejorando en la segunda fase pero se estrelló ante dos barreras: la de seis defensas en línea de la Ponferradina, con otros tres colañas por delante y en punta de lanza solo y soltero en la vida Agus Medina, dorsal 8, de pesca en la isla como un Robinson Crusoe.

Los del Toralín fueron mejores en el primer tiempo, con ocasiones de gol,  y después tuvieron que aguantar la presión del resurgir del Efesé, que se mereció (digo yo) un puntito.

UN PORTERO IRANÍ CON MUCHO CUENTO

También tocó zamparse de una sentada  la gran representación teatral del portero iraní AmirAbedzadeh que se puso a la altura de su compatriota Shahab Hoseina el mejor actor persa del momento, ganador del premio anual en el Festival de Finlandia. Perdiendo tiempo el tal Amir me las den todas  es una estrella. Pero yo del colegiado coruñés nuestro amigo Iglesias Villanueva, con el pie en el estribo del ascenso a Primera, habría dado una propina al encuentro de no menos de 8 a 10 minutos, no de los ridículos 6 que concedió. Aunque con iglesias hemos topado.

 

 

Pues fuimos 6.652 los espectadores controlados por los tornos que estuvimos la noche de último sábado en el estadio de Benipila, en jornada de lebeche amainando,  movidos como cristobitas en la feria del Cartagonova  por el devenir de un encuentro que aun así dejaba dormir al FC Cartagena en la 8ª posición en la tabla general, a falta de disputarse seis enfrentamientos correspondientes a la gafada jornada 13.

UN LUJO: YURI VIAJÓ A CARTAGENA DE TURISMO

A todo esto el míster Bolo, tal vez pensando en que  el martes reciben en El Toralín a un Huesca que va a morder tras el despido del mexicano Nacho Ambriz y su mariachi, se permitió el lujazo de dejar en el banquillo, y sin jugar, al emblemático Yuri (39 años), su mejor atacante, el goleador con 5 tantos, que solo había dejado de actuar una vez, en la salida a San Sebastián (Real Sociedad B) en la décima jornada.

El brasileño Yuri De Zouza viajó por tanto de turismo y, aprovechando la coyuntura, se fue a ver las Termas Romanas de Cartagena. Y tampoco dio baza Pérez Bolo al Kuki Zalazar, ex Cartagena, hijo del uruguayo pichichi del Alba Queso Mecánico, José Luis, compañero de Alberto Monteagudo. Pues que Kuki que ha pasado desde el Real Valladolid de José RojoPacheta a la Deportiva Ponferradina.

JON PÉREZ ‘BOLO’, 3 VICTORIAS, UN EMPATE Y UNA DERROTA ANTE EL EFESÉ

            Jon Pérez Bolo, el técnico que ascendió a la Ponferradina y la mantiene en Segunda.

En sus enfrentamientos con el Cartagena se han registrado tres victorias del bilbaíno, una derrota y un empate. La historia arranca en el playoff de ascenso en 2018-19, con un éxito berciano en semifinales, en la ida, por 1-2 en el Cartagonova y una nueva victoria por 1-0 en la vuelta en el Toralín. En esta eliminatoria fue elemental para los leoneses el jugador ciezano Isi Palazón, hoy indispensable en el Rayo Vallecano. Y en Liga todo se ciñe al ejercicio 2020-21 con triunfo cartagenerista por 0-2 y empate 1-1 en Benipila.

El responsable técnico de la Ponferradina es un vasco  exjugador que tiene a gala haber actuado seis campañas en el Rayo Vallecano, cinco de ellas en Primera, y autor de 7 goles en la Copa de la UEFA en 1974. En la máxima división debutó con el Athletic en 1993-94, en Zaragoza, al relevar a catorce minutos del final a Galdames. Aquel estreno en La Romareda, en el que también se alinearon Cuco Ziganda, actual míster del Real Oviedo y Aitor Huegún, ex Cartagena y hoy director deportivo del Amorebieta, fue adverso: 1-0.  Entrenaba a los rojiblancos el alemán Josef Heynckes. En total jugaría 40 partidos con los de San Mamés. Osasuna, Hércules, Nástic y Barakaldo fueron sus demás clubes.

Jon Pérez Bolo entre 2015 y 2018 preparó al Arenas de Getxo, de 2B, y enseguida pasó a responsabilizarse de la Ponferradina, a la que ascendió a Segunda en 2018-19 y con la que está tres campañas consecutivas manteniendo el tipo.

_______________________________________________

 

La Web Amiga
Toda la información de Cartagena y los Deportes
______________________________________________________________________________

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba