Opinion_Actualidad

“Si hay una colilla, es que han fumad@“, por Ramón Galindo

Y con esto poco a poco se produjo el desembarco de ministros allá donde les haya venido en gana pasar sus vacaciones, incluido el Presidente del Gobierno y su sequito en los Súper Puma, gasolina “JP-5 en este caso” incluido.

Además se habrán quedado muy “agustito” incluido Marlaska, que habiendo ejercido la magistratura y habiendo insistido en que no cometía ilegalidad alguna, ahora se pasa por el forro la decisión judicial respecto a Pérez de Los Cobos y aprovecha para acercar a sus familiares a los asesinos que alejaron para siempre a los de sus víctimas de sus seres queridos. Mientras él o su marido se pueden pasear libremente en la cinta de correr que nosotros les pagamos.

Y así va transcurriendo la Semana de Pasión, entre atentados de la sede de Podemos en Cartagena, donde las cámaras de seguridad parecen ser del quinto milenio, y el asaltador o asaltadora da la casualidad que gasta la misma talla de pantalones y se los debe de comprar en la misma tienda que precisamente quien denuncia los hechos. Pero la policía está sobre la pista, vio una colilla y dijo: “Aquí han fumado”. Y mientras unos y otros condenan el atentado contra los que no condenan los atentados que reciben los otros, esperemos que se resuelva el caso del coktail Molotov, que debieran comprar de saldo pues apenas no hubo ni que llamar a los bomberos, hasta para eso son malos estos o estas de anchas caderas y pantalones de graffitero o graffitera barato o barata.

Y si de cocteles entienden poco, de historia menos, pues estos ilustres ignorantes como el alcalde de Palma, que le chirrían los siglos y los nombres ya le estaban echando la culpa a Churruca y a Gravina de haber construido los pantanos o de haber participado en una guerra en la que sus huesos ya habían podrido mucha tierra, y si la excusa no le valió luego salió con los barcos de la Guerra Civil, justo precisamente los Destructores Churruca y Gravina que lucharon en el bando republicano y cuyas atrocidades y asesinatos abordo superaron toda atrocidad conocida, fue precisamente el Crucero Baleares el que lo hizo del lado Nacional, quizá por esa regla de tres deberían cambiar el nombre al archipiélago y de esta manera estos de la memoria histérica, además de en las cunetas, deberían buscar en el fondo del mar ¡Oh no! Para eso no hay subvenciones.

Y de esta forma encaramos las elecciones madrileñas, reforzando la lista de la extremísima izquierda con el presidente del sindicato de manteros, todo un ejemplo de fiel cumplidor de las leyes y las obligaciones fiscales, justo lo que a Pablo Iglesias le gusta, además de intentar asustar a los homosexuales, justo esos que son perseguidos en los países donde el Ché los asesinaba a placer y les imponía el lema de: “El trabajo os hará hombres”.

Pero no pasa nada, le siguen inyectando millones a la tecnología audiovisual, a las aerolíneas chavistas, y a las asociaciones islámicas aunque luego tenga la policía que acusar a estas últimas de colaboradoras de organizaciones de blanqueo de dinero y terrorismo, pero eso sí que no, de horteras de pantalón abombachado o de explosivos fallidos, estos tiran a matar.

Y así despido la Semana Santa, como siempre a vuestra salud y en perjuicio de la mía, esta vez a caballo desde un paisaje primaveral, encendiendo el puro de los domingos enviando un fuerte abrazo a amigos y familiares.

RAMON GALINDO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba