Opinión Deportes

Un Leganés marrullero y ‘a lo suyo’ baja al Cartagena de la nube con marcador injusto: decidió el VAR (1-2), Guillermo Jiménez

Zambombazo en la caldera del Cartagonova. 1-2 y a reclamar  al maestro Armero. El VAR y el árbitro hicieron su trabajo y el FC Cartagena se quedó boquiabierto, bloqueado, en busca de mosquiteras de urgencia o de lo contrario se le llenaba la boca de dípteros, que no son ricos rollicos de San Antón sino moscas mondas y lirondas. Bajando de la nube. La nube de las grandezas. Muy humano, hermano.

Ya lo dijo Paco Belmonte en medio de una madeja de euforia, de la que él se salió. El dueño se conformaba con la permanencia en la Smartbank y ya está. En las antípodas estaba el peso pesado Breis, creyendo en un ascenso en la jornada 42. Esta semana ya veremos lo que le pregunta Teresita en La 7 a eso de las tres y cuarto de la tarde.
 
La consulta del VAR duró un tiempo excesivo y nadie se aclaraba; ni Prieto Iglesias, el jefe del laboratorio  donde se cuecen al baño de María las decisiones. El árbitro  Caparrós al fina  de los finales se fue a mirar la pantallita y parecía que aun así no lo tenía claro. Pero el gol del reaparecido Ortuño (por fueras de juego) no valió y se frustró el 2-2 en el 90+5.  El  fuera de juego más complicado de reconocer en la historia del VAR.
EL LEGANÉS ‘REDUJO’ EL TIEMPO DEL PARTIDO
Creo que más de 11.000 espectadores soportaron el encuentro en el que el colista Leganés dio un curso de pérdida de tiempo, parando el juego cuando quiso y como quiso. Rompiendo los ritmos.

El árbitro Caparrós Hernández avisaba que iba a descontar, con el gesto de mostrar su reloj y con el dedo índice de su mano derecho señalando. Un paripé. Porque el colegiado valenciano dio 3 minutos de alargue en la primera parte y 5 minutos en la segunda. Al Lega le salióbarato lograr con triquiñuelas que el encuentro, de 90 minutos, durase 70. Digo yo.
Decepcionó el Cartagena esta vez. Fue poner el listón muy alto tras su gran exhibición en Oviedo (1-3) y colocarse en el polo opuesto. Pero aun así la derrota de este domingo en horario atípico (hartitos  estamos muchos de esta lotería de empezar a las 14:00 horas) fue demasiado castigo. Con lo poco bien que esta vez jugó el Efesé, al menos un punto debió meter en su hucha.
SÍ: NO HAY RIVAL PEQUEÑO
Se sabía y eso que se sabía. Todos el mundo estaba avisado. «En esta puñetera Liga Smartbank no hay rival pequeño».  Ayer resbalan el Alavés, Las Palmas y el Granada y hoy pifia el Efesé como cada hijo de vecino. Todas las versiones del cuento de la Lechera se dieron cita en el estadio de Benipila y al final el Leganés se llevó el premio desproporcionado e injusto que no esperaba ni en los mejores sueños. Los del míster Idiaquez no habían sido capaces de marcar un gol en el resumen de sus desplazamientos y aquí hicieron dos:  En el 55′ Borja Valle metió el 1-0, en el 59′ Omeruo (un central armario nigeriano de 28 años) hizo el 1-1 y en el 74′ Juan Muñoz, de 26 años, sevillano de Utrera  y con pasado en Almería, Levante y Sevilla) colocó el 1-2.
Para despistar los mozos pepineros se vistieron de uniforme fosforito y después demostraron que no vinieron de entrenamiento. Estuvieron animados por una escasa treintena de seguidores enlutados, en el Fondo NorteEl Cartagena corrió al final pero el gol de Juan Muñoz fue como un puñetazo en el hígado. Lo dejó tocado. Sí, después se peleó, en medio de un carrusell de cambios: Sangalli por Arribas y Jansson por Musto, en el 64′; en el 79, Ortuño por Mikel Rico y Jaime Romero por Borja Valle, y en el 87, Franchu por Delmás. Esta vez Calero fue carrilero por la izquierda.
Casualidad: la anterior visita del CD Leganés al estadio Cartagonova fue a las 14:00 horas del domingo 8 de mayo del año en curso. Marcador: 0-0. Fue un partido para aburrir a las ovejitas luceras, a las que  cantaron en 1981 el ubetense Joaquín Sabina, 73 años, y Alberto Pérez Lapastora, 73 años. conocido por  El Trovador de Sigüenza. Por lo menos el evento de esta mañana, nubosilla al principio, pero con calor de veranotoño, tuvo ingredientes para entretener y ser esperado con muchas ganas: a priori hambre de fútbol, tensión, gran ambiente generado por la posición del Efesé  (tercero y con posibilidad de ser líder, tras la pifia del Alavés en Burgos y no ganar Granada y Las Palmas) y además su juego orgásmico,  y una diferencia de 12 puntos en la tabla de clasificación con los pepineros. Pero que si quieres arroz, Catalina.
EL LEGA, BUEN EQUIPO
Los madrileños llegaron a Benipila dispuestos a ponerse las pilas, pero con la carga negativa de la plaza de farolillo rojo de la clasificación. Ser colista redomado implica, en bastantes casos, caminar renqueante con la moral bajita, y en los menos una vergüenza torera que deriva en sacar fuerzas de flaqueza y salir a darlas todas. Tiene que acompañar el temperamento de cada cual. Lo curioso es que los leganenses todos los partidos que  han perdido lo fueron por la mínima.
La plantilla pepinera está formada  por jugadores avezados: Arnáiz,  el defensa ex Sporting Nyon, el portero guipuzcoano Asier Riesgo, que jugó en Primera en Girona y Éibar; Muñoz, ya citado

                                             Jairo no estuvo ni convocado. Desaparecido en combate. Expediente X. / CARICATURA BLOG SPORT ICUE

 

 

El VAR tardó medio siglo en ‘ver’ fuera de juego en el remate de Ortuño a la red.

 

 

Caparrós Hernández la lió.

___________________________________________________________________________

 

La Web Amiga. Toda la información local y deportiva
 ___________________

 

JOSÉ ARNÁIZ, EL ‘BUQUE INSIGNIA’ DEL LEGANÉS

 

 

El delantero talaverano José Arnáiz, de 27 años, ha jugado en Primera con el FC Barcelona -en Copa del Rey y 5 minutos en Liga-, con el pago de 3,4 millones de euros por los culés, por el traspaso,  y cinco campañas con el CD Leganés con la actual, en la que ha sido titular en las nueve jornadas y marcado un gol, en la cuarta  frente al Éibar, rival que perdió por 2-1 en Butarque, un estadio que fue inaugurado un Día de los Enamorados para que quedase marcada la consigna de amor eterno a los pepineros.

Con el Leganés ha participado Arnáiz en 102 partidos, 22 de ellos en Primera. Como entrenadores  tuvo con los de Butarque a Martí y Asier Garitano, en 2020-21; Garitano y Nafti en 2021-22; y en la actual, 2022-23,  Imanol Idiáquez, quien últimamente ha sido segundo entrenador del Villarreal,

Con el Valladolid B ya jugaba en 2014 2015, en 2B, y como pucelano defendió la albimorada cinco campañas, más una en el Barcelona B y catorce partidos en Primera con Osasuna, club en el que coincidió con el defensa Raúl Navas. En aquella temporada, hace dos años, los pamplo-

nicas dieron la campanada en el Camp Nou ganando por 1-2 y uno de los goles fue de Arnáiz, en el descuento. Un futbolista al que han respetado las lesiones. Su único problema clínico fue una pubalgia que hace más de siete años tuvo en el dique seco al de Talavera un montón de partidos. 

Aser Garitano lo quiso para la Real Sociedad, pero no a cualquier precio: doce millones pedían los blaugrana,como si los txuri urdin dispusiesen de una maquinita de hacer billetes.
Ochenta y siete minutos jugó Arnáiz, dorsal 10,  esta tarde en el Cartagonova. a buen nivel, atento a  las contras pero sin mostrar la pólvora que lleva.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba