“Techo de cristal”, empleo involuntario a tiempo parcial y menores salarios condicionan la desigualdad entre hombres y mujeres

“Techo de cristal”, empleo involuntario a tiempo parcial y menores salarios condicionan la desigualdad entre hombres y mujeres

“Techo de cristal”, empleo involuntario a tiempo parcial y menores salarios condicionan la desigualdad entre hombres y mujeres

Se dibuja un panorama, tanto a nivel nacional como regional, menos pesimista pero el balance es todavía desfavorable.

El ranking de crecimiento en 2024 está liderado por los sectores Turismo, ocio y hostelería e Industria agroalimentaria.

Nuevamente, la Elevada propensión/orientación exportadora es la fortaleza con más apoyos. La Insuficiencia de recursos hídricos pasa a ser la debilidad más destacada.

Más de la mitad de los encuestados espera que el consumo de las familias caiga en el primer semestre de 2024.

La confianza del economista consolida su recuperación y crece 5,9 puntos en el último año.

Dos de cada tres colegiados considera que, pese a ser desiguales, las condiciones laborales de hombres y mujeres se han ido aproximando en la última década.

La desigualdad entre hombres y mujeres se concreta en mayores dificultades de acceso a puestos directivos (“techo de cristal”), mayor empleo a tiempo parcial involuntario y menores salarios.

Casi el 80% de encuestados considera que el grado de igualdad de trato en su centro de trabajo es alto o muy alto.

Una amplia mayoría atribuye una importancia/efectividad muy baja al empleo del lenguaje neutro, inclusivo y no discriminatorio.

Se evidencian importantes diferencias en el grado de discriminación entre sectores.

Murcia, 30 de enero de 2024.- El Colegio Oficial de Economistas de la Región presenta hoy su Barómetro número 34 que recopila información de interés para el seguimiento de la situación económica.

Las perspectivas más recientes de la economía española siguen marcadas por una enorme incertidumbre, que se materializa en importantes tensiones geopolíticas, importantes subidas en los precios de las materias primas, en el mantenimiento de las condiciones monetarias restrictivas y en la previsible retirada de los estímulos fiscales.

Todos estos factores justifican la desaceleración prevista, tanto en 2023 como en 2024, tras los intensos crecimientos del bienio posterior a la pandemia.

Dada su enorme relevancia, se ha considerado oportuno dedicar el bloque referido a los “Temas de actualidad” a la situación de la mujer en la economía y, en concreto, sobre la percepción que el colectivo colegial tiene sobre las desigualdades en razón del género.

Pese a los numerosos cambios sociales e iniciativas políticas, aún queda camino por recorrer hasta alcanzar la plena igualdad entre hombres y mujeres o, al menos, la ausencia de cualquier discriminación por razón de sexo.

Se constata una leve mejoría en la percepción de la situación económica personal respecto al año pasado.

Las expectativas para los próximos seis meses se deterioran levemente para España y para la Región de Murcia. No obstante, el colectivo colegial apuesta por un crecimiento en 2024 liderado por los sectores Turismo, ocio y hostelería e Industria agroalimentaria.

La situación económico-financiera actual de las empresas frena la caída iniciada en 2022, aunque más de la mitad de los encuestados espera que el consumo de las familias caiga en el primer semestre de 2024.

Se observa una nueva subida en la confianza del economista, recuperando los valores positivos y consolidando su recuperación en el último año.

Dentro del bloque de coyuntura, referido a mujer y economía, 2 de cada 3 de los encuestados está más de acuerdo con la afirmación referida a que “Las condiciones laborales de hombres y mujeres son desiguales, pero se han ido aproximando en la última década”.

Las “Mayores dificultades de acceso a puestos directivos (“techo de cristal”)”, el “Mayor empleo a tiempo parcial involuntario” y los “Menores salarios” son las condiciones laborales que más determinan la desigualdad entre hombres y mujeres.

Una mayoría muy amplia considera que el grado de igualdad de trato en el centro de trabajo, empresa, actividad o administración en que desempeña su profesión es “Alto” o “Muy alto”.

Las medidas para evitar la discriminación de género en el trabajo con mayor valoración son los “Programas de ejercicio corresponsable de la vida familiar y laboral (conciliación)” y los “Conceptos retributivos objetivos”. Más de la mitad de los encuestados atribuyen una importancia/efectividad muy baja al “Empleo del lenguaje neutro, inclusivo y no discriminatorio”.

Finalmente, se evidencian importantes diferencias en el grado de discriminación entre los sectores. Así, el grado de discriminación es “bajo” o “muy bajo” en Servicios sanitarios, Educación, Comercio y Actividades financieras, mientras la discriminación es patente en Construcción y, en menor medida, en Agricultura y ganadería y Transporte