Opinión Deportes

ASÍ LO VEO YO: Dos zarpazos de León y el VAR privaron al Efesé al menos de un empate en Fuenlanbrada (2-1), Guillermo Jiménez

ASÍ LO VEO YO: Dos zarpazos de León y el VAR privaron al Efesé al menos de un empate en Fuenlanbrada (2-1)

septiembre 28, 2021

Vi esta noche lunera en Fuenlabrada un partido con muchos mini partidos dentro, pequeñas fases, a gusto del consumidor sufridor. Fútbol aceptable, fútbol inaceptable, fútbol de patadón, fútbol de tiralíneas torcidas, fútbol reacción, fútbol de esfuerzo, fútbol para ir con prisas, fútbol anestesiado (siempre por el que va ganando, y al otro que le vayan dando).

Para mí un empate era lo más justo que se podía dar. Pero mi apreciación en este caso vale menos que una peseta falsificada. Sin ocultar que los carrionistasdieron la cara hasta el final: buscaron en el 90+7, con las subidas de las torres Andújar y Alcalá al remate de las faltas.

En este maremágnum de encuentro el pastel  no sé si se lo comió el furibundo seguidor albinegro Pencho Angosto, al que vi enarbolando una bufanda de ánimo en la grada del ‘Fernando Torres’, pero el bocado principal de los tres puntos lo dio con dos mordiscos del hambriento Carpanta  Don Pedro El Cruel León para el CF Fuenlabrada. No siempre vence el equipo que más posesión tiene de la pelota. Ese 37% local por un 63% visitante que marcan los aparatos de LaLiga de nada sirvió este lunes.

El 2-1 constituye la cuarta derrota del Efesé en la Liga cuando el empate se le sigue negando. Creo que lo más justo este lunes habría sido un puntito para cada uno de los equipos. La tendencia a la X a la que estaba abonado la rompió el Fuenlabrada mientras el Cartagena alguna vez empatará en esta puñetera Liga Smartmank, en la que toca tragarse demasiados sapos. Por fallos propios o aciertos de los contrarios. No hay otra. Ahora, el domingo que viene empatar en Las Palmas parece hasta una porca miseria. Se lo diremos a Jesé, jejé, jejé, que prepara su escopeta para resolver el partido, a ver que dice.

Como diría el clásico: “Esto se arregla ganando en Las Palmas”. Y también como diría el frívolo: “¡Tururú!”.

En las circunstancias que se dieron en Fuenlabrada este lunes post fiestas de Carthagineses y Romanos, para que el Cartagena gane no tiene que suceder lo que ocurrió:

  1. ) No tiene que perder el japonés Oka las tres oportunidades de gol que tuvo, incluido la del tiro al palo, ”¡lastimica!”, en el minuto 18. Pudo ser el 0-1.
  2. )Que a Pedro León le saliese el partido de la temporada, marcando en dos zarpazos: un penalti (1-0) lanzado magistral,  y después enganchando un remate cruzado en el 2-0, que no lo paraba ni Marc, el mejor portero de la Smartbank. (Por cierto, desde el fundamental de Málaga el 18 de julio, no para uno).
  3. ) No tiene que decidir  como decidió este lunes el bienlabrado VAR, que dictó un penalti involuntario (Alcalá no quiso hacerlo) a favor del Fuenla y que después anuló un bonito gol de la marca Rubén Castro. El que fuese fuera de juego no impide que el tanto fuese bonito de salazones Fuentes.

PEDRO LEÓN, CAPITÁN GENERAL

Me apresuro a dejar escrito que yo en mi equipo querría tener siempre un Pedro León, capitán general un conjunto acelerado, con una marcha más. El muleño sacaba todas las faltas y es   muchiprotagonista: estaba, estuvo en todos los trajines organizativos del juego azulón, en ataque, en apoyo del centro del campo, defendiendo.  Ya sé que Carrión dispone de Rubén y Okazaki y que, cuando se le ocurre, sale de revulsivo Ortuño, un poco tardecico siempre. Más no se le puede pedir al de Yecla.

Pero el foco sigue puesto en el sistema defensivo. Es la foto fija de la situación, que asusta y preocupa.  Cuando parece actuar con aplomo y fiabilidad, zas, te la hace. Diez goles encajados en siete partidos, si no se me ha olvidado sumar. No cierran todo lo bien para que sea y se vea un todo hermético, eficaz como un cerrojo de Mondragón. De momento el tapado fue y sigue siendo Pablo Vázquez, defensa central ex Badajoz que está pagando todavía su operación de apendicitis (la péndis que dicen los del campo de Criptana) y se ve que al chico todavía le molestan los puntos de sutura de hace dos meses y medio. Ni un putico minuto le ha dado el míster. Y quedan en lista de espera Antoñito, al que le ha salido barba sentado en una silla; David Simón, De la Bella…

Esta vez Clavería se vio menos y algo más a Boateng hasta que se difuminó. El también moreno belga Daudapudo marcar y peleó lo suyo. Tejera tuvo sus minutos, y Berto Cayarga cambió el ser fijo a salir de refresco. Y a Oka habrá que tirarle de las orejas para que afine la puntería. Se intuye que va a ser resolutivo. Vamos a esperar, pero que no sea medio siglo.

 

Gallar en un quiero y no puedo. / Foto del FC CARTAGENA

Fue importante que Álex Gallar se moviese en un quiero y no puedo. Al catalán no se le puede exigir ganas y voluntad, pero las cosas no le salieron y cuando sucede así el equipo lo acusa. Es de los que hacen más pupa con una posición más adelantada. Siembra el terror cuando bordea el área.

IVAN SALVADOR»EL 

TERRIBLE»

El árbitro, un párvulo debutante, de Huelva, se unió al festival y bailó por fandangos sacando catorce cartulinas amarillas de las que 9 fueron para el Efesé en un partido en el que todos los muchachos sudaron a chorro las camisetas. Precisamente al final las intercambiaron Pablo De Blasis y Pedro León, quienes fueron compañeros en el Éibar en Primera División.

Al joven colegiado huelvano se le fue de la mano el control, consintiendo un demasiado juego subterráneo del ecuatoguineano IvánSalvador, que entraba  disputando el balón por uvas y quizás no solo mereció la amarilla que vio sino seis o siete del mismo color. Dicen que, de pequeñín, Salvador quería ser segador o carnicero. Sus marrullerías son de manual. Y pensar que no hace mucho tiempo rezaba el rosario en el equipo de la Universidad Católica de Murcia, cedido por el Valladolid.

 

En la trinchera del VAR, este lunes, apostado estaba revisando  lo que pasaba el árbitro Trujillo «el Pillo», de Tenerife, que no tuvo en cuenta el paisanaje con Rubén a la hora de invalidar el empate con el gol del veterano.

___________________________________________


La Web Amiga

___________________________________________

Ni siquiera la camiseta de la provincia marítima fue esta noche la de la buena suerte. La casaca fetiche sí se vio lucir en las decenas de seguidores que el Efesé tuvo en las gradas kirikas, en un estadio que pronto será finiquitado para el fútbol profesional porque el Fuenlabrada tiene aprobada la construcción de una Ciudad Deportiva en la que jugará sus partidos oficiales. La Efesemanía lo pasó mal y el sueño de situarse en el 4º puesto, si hubiese ganado, no es más que un sueño imposible en una noche de otoño.

No vi una sola camiseta ‘moderna’ del Cartagena puesta en un seguidor, en Fuenlabrada  La de las listas de la cebra, verticales como los sindicatos de Franco, con el poderoso José Solís Ruiza la cabeza, sigue dominando en las preferencias de los aficionados.

QUE VIENEN CURVAS

«Agárrense que vienen curvas», advirtió el gentil maquinista del tren de la Liga, que no para y enseña el calendario inmediato: Las Palmas, Ibiza, Amorebieta (donde todos cogen rabieta), Sporting y Éibar…

No hay que mejorar algo. Hay que mejorar mucho, al margen de que el Cartagonova, con público en las gradas, siga siendo un refugio acorazado de plena seguridad, como el bunker 42 de Moscú, en la Guerra Fría,  con una cúpula de hormigón de seis metros de espesor, para que no se filtren los delanteros que aún han de pasar por el estadio de la Rambla: Djukic (Sporting), Shon Eissman (R. Valladolid), Sabin Merino(Leganés)…Porque el diablo Sadiq, del Almería, ya pasó, y recuerdo que hizo un estropicio, el 16 de agosto.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba