Opinión Deportes

CON LOS DEBERES HECHOS (V). Yepes, un entrenador de porteros en la UD Las Palmas con mucha ‘mili’ a cuesta, Guillermo Jiménez

CON LOS DEBERES HECHOS (V). Yepes, un entrenador de porteros en la UD Las Palmas con mucha ‘mili’ a cuestas

junio 24, 2021

Al llanero del Beal, José Esteban Yepes Berruezo, no lo agarrarán del pescuezo por ser mal entrenador de porteros en la UD Las Palmas. El 13 de este próximo mes juliano cumplirá 48 años. En tres años en el Estadio de Gran Canaria (33.000 plazas) ha tenido a punto a sus guardametas, que no son dos o tres sino un ejército formado por los del plantel de Segunda y los de todos los equipos de las bases como supervisor de fina lupa.

En la 2021-22 Yepes entrará en su cuarta campaña en la Smartbank con los amarillos, después de salir del Cartagena donde realizaba la tarea que desarrolla en Canarias. El del Llano del Beal relevó en los albinegros a Juanmi (ex Cartagena, Castilla, Depor, Zaragoza, Nástic y Murcia, y además ex internacional).  Toda la experiencia acumulada en sus actuaciones de portero –nunca llegó a Primera José Esteban- la vuelca por entero en el barcelonés Álex Domínguez (22) y el sevillano Álvaro Vallés(24) de los que intenta extraer lo mejor como cancerberos a los que llamó desde el filial Las Palmas Atlético. En pasadas temporadas tuvo a Raúl Fernández, de Bilbao, y al valenciano de Alzira, Josep Martínez y en la reciente 2020-21 se han repartido la titularidad Vallés y Álex Domínguez. También tuvo accidentalmente en un partido al portero  monstruo Nauzet, hace unos tres años, bendecido por los de Lanzarote, murciano el que no bote.

Yepes conversa con un jugador del plantel grancanario. / UD LAS PALMAS

Pero algo no habrá hecho bien el equipo grancanario en Segunda en la última y pandemiante Liga al encajar 53 goles, uno menos  que clubes descendidos, los más  agujereados por las taladradoras, y uno más que el FC Cartagena, que de no ser por su mágica rectificación habría sido capaz de recibir 100 entrando en el Guinness. A mis cortas luces que nos da Iberdrola he visto en la defensa amarilla pecando de demasiada blandenguedura y merenguerera. En Benipila se les gastó la pila y encajaron 3 y hasta pudieron ser más en varias acciones que se perdieron en el área entre la tinta del calamar. Y claro, para ganar partidos  no basta con la estrella Aserejé, Jesé, Jesé.

Se marchó Yepes, muy querido en el club de su tierra, ante la tentadora oferta isleña y publicó una carta de gratitud que llegó a muchas almas y los más sensibles lloraron por él, Argentina. En el Efesé debutó como guardameta en Segunda B a los 17 años de edad, y fue en un matinal en Hospitalet de Llobregat  (yo estaba allí, enviado por La Verdad), una populosa ciudad donde amarran a los perritos indepes con longaniza y se perdió por 2-0. Juli (Yuli) marcó ambos. Era entrenador el cordobés Paco Parreño, un figurasal que le encantaba el alpiste líquido como a mí las avellanas peladas; es decir, mucho pero que mucho. En la alineación blanquinegra, además de Yepes, abundaban los canteranos: Chocano, un corpulento defensa que se metió a Policía Local; el centralEmiliano, sobrino de Pedro Arango; JotaerreEgea, Rai, Juanma, Pepe Bayardo y el sanantonero Fabián.

El currículum de nuestro portero pasa por el Atlético Madrileño (1990-91 y 1991-92) con seis partidos en total cuando Ruiz Sosa, famoso exsevillista y luego en el At. Madrid, Linares y retirado en el Granada, fallecido el mediocentro hace dos años, era el entrenador y después lo fue Polo de fresa. Inmediatamente pasó al UD Horadada, de Segunda B, con Zocato de preparador y después Antonio Pedreño. Bayardo y Jaime Moltó fueron compañeros de equipo. En 1994-95 Yepes buscó un equipo bien amueblado y halló lo idóneo en Yecla. 38 partidos y treinta y nuevo goles recibidos. Lo entrenaba Fernando Rovira, ligado a la historia del R. Murcia, y compañero de equipo era José Luis Oltra, uno de los motores y más destacados con Aquilino y César Melo, el pichichi de la escuadra. El valenciano Oltra el curso pasado entrenó al Fuenlabrada y lo mantuvo en Segunda con un presupuesto de chichinabo, con perdón. Mucho mérito.

También estaban en el Yeclano ese año Queco, un central salmantino, un portento de regularidad, que fue del Efesé y de los destacados; Moreno Boluda y Sandroni.

SEIS CAMPAÑAS DE PORTERO ‘LAGARTO’

Y llegó la larga etapa del Yepes lagarto. Porque lagartos llaman históricamente  a los de Jaén por una leyenda  que situaba a un reptilillo más bien grandecico cuidando que nadie bebiese en la fuente de la Magdalena. Seis campañas, la mitad en Segunda B y la otra mitad, en Segunda, desde 19 95-96. Plazas, Anquela y Manolo Jiménez fueron sus preparadores. Conoció ascensos y descensos, los batacazos más gordos y los disgustos de alto calibre. Vivió en jiennense y sigue siendo muy querido y bien recibido en la tierra del ronquío. Sospecho no le deben cobrar en las almazaras el excelente aceite.

              Yepes, entre Breis y Simón Ruiz, mientras Belmonte habla.

Y en 2003-04, una convulsa temporada, volvió a Cartagena para jugar  en 2B  y en una situación esperpéntica. Hasta cinco entrenadores utilizó el ínclito: el cordobés   José Murcia (0 partidos, un récord al cesar por reivindicar el dinero de las deudas), Palomeque (1 partido), el ex internacional Juan Señor (12 partidos), Ignacio Sopesens (1 partido) y el afortunado malagueño Miguel Rivera‘el Compañero’, llamado de tal manera porque siempre se refería así a todos los integrantes de su plantilla. Rivera, que duró 23 jornadas temiendo que no iba a cobrar ni en chapas de Coca Cola, denunció un día en rueda de prensa que no había “ni detergente para lavar la ropa del equipo”.  Pobreza y desidia ínfimas. Toma del frasco, Carrasco. ¡Qué asco!

Miguel Rivera, que en Cartagena se enriquecía culturalmente (seguía las procesiones de Semana Santa a pie de calle,  visitaba los museos y acudía a algunas conferencias), el pasado curso entrenó al Mérida. Ante estuvo dos campañas en el filial del Real Valladolid.

.
        Yepes en una sesión de preparación de porteros. / Foto: UD LAS PALMAS

Florentino Manzanopreparó con habilidad el golpe de estado y echó al muy apoderado y escurridizo Luis Oliver que había prometido el oro y el moro, y se fue echando fu como el gato. Luis, que había vendido la propiedad del Xerez CD, al que llevó de técnico al alemánSchuster,   tenía querellas o requerimientos para empapelar las paredes de veinte casas con los papeles de los Juzgados de media España. Pero Manzano fue habilidoso  y le puso en bandeja el sillón de espinas a Paco Gómez ‘el Paloma’, muchimillonario (negocios en el boom de la construcción, capaz de talar todos los árboles de un bosque si es preciso), elaboración de aceites, vinos y licores, etecé, y feliz  creyente en el feriante Tren de la Bruja, más en las brujas que en los trenes, pero con perras para darle de comer a los chinos, nunca se supo si  la expresión se refería a los puercos que nos dan el rico jamón o a los queridos ciudadanos asiáticos. En esa sabrosa etapa en la que el empresario de Jacarilla fue capaz de pagar un pastón por Loreto (total, para 4 goles en 33 partidos, cuando en Zaragoza, Cádiz y Murcia se había hinchado a marcarlos…)

______________________________________

_____________________________________

En 2003-04 el Paloma tuvo en su nómina y luego echó pagando finiquitos ipso facto a Machuca, JF Alcoy (hoy entrenador en El Ejido) y Pepe Balaguer. Yepes jugó un partido y un veterano Diezma (ex Betis y Rayo Vallecano), con 37 actuaciones fue el meta titular.  En 2003 Simón Ruiz Díaz comenzó en funciones de entrenador en 12 partidos, Balaguer duró otra docena de enfrentamientos,  y después llegaron al banquillo Vicente Carlos Campillo, volvió Fran Alcoy, que era gerente del club, y apareció en la escena Juan Ignacio Martínez, quien fue bautizado como JIM  por M.A.  Balaguer, de Sportcartagena. Yepes ante la presencia del portero Iñaki, ex Murcia, no jugaba pero se contaba con él como una persona del club que seguía hasta que voló a Las Palmas. La anécdota fue que debutó en el Reino Unido trabajando para los canarios, porque le correspondió participar en una concentración precampaña en julio de 2018 donde se enfrentaron en amistosos a Birmingham City y Leeds United.

LOS NUEVES GOLES ENCAJADOS EN CORUÑA

Yepes se ruborizaría en el torneo copero, en los momentos álgidos de la UD Horadada al tener que enfrentarse al poderoso Deportivo de La Coruña, de Primera, entrenado por el zorro Arsenio Iglesias, con empate 1-1 en el Ikomar, nombre de un paraje de Navarra, y después  nuestro portero encajó 9 goles (nueve) en Riazor, el 10 de noviembre de 1992. El mítico cazagoles Claudio Barragán, que últimamente ha entrenado al Recreativo Huelva en el peor momento de la historia del glorioso Decano, perdido en los sótanos del fútbol aun siendo BIC, hizo  tres de los goles. Arturo, 4, y Mujica, dos.  9-1 y el tanto del honor pilareño lo obtuvo el cartagenero José AntonioJaime Moltó cuando ya llevaban a cuesta media docena. Jaime es el suegro de Carlos Sánchez,tertuliano que se asoma o solía asomarse a la ventana de Popular TV en la Región de Murcia y también en las de Renault Automenor para referirse al Efesé.

En su vida insular Yepes sigue siendo el de siempre: abierto, cordial, amigo. Eso sí: su look cambió mínimamente al dejarse crecer el bigote.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba