Opinion_Actualidad

REINA POR UN DIA, Ramón Galindo

REINA POR UN DIA

Y con esto poco a poco, -hoy nunca mejor dicho- pues lo que aquí voy a contar de esa manera se urdió.

Corrían los años 60 cuando el prime-time de la recién estrenada Televisión Española ya abría brecha a la telebasura de esos días; los presentadores estrella de aquellos días, José Luis Barcelona y Mario Cabré daban la oportunidad a una chica desconocida a disfrutar por un día de un lujoso trono, diadema de fantasía, ramo de flores, y hacer notar su cuidad, pueblo o barrio de procedencia que tenía el privilegio de resaltar ese día en aquel revolucionario invento de difusión, es decir, lo que viene siendo ahora “mujeres hombres y viceversa” pero por entonces era en blanco y negro, y por supuesto al día siguiente nadie se acordaría de esa “reina” excepto en los cuchicheos de la frutería de su barrio, y solo por unas semanas más, después el olvido, el ostracismo y la vida real, de hecho hoy no nos acordamos de ninguna, al menos yo ni de las del gran hermano, ni de las de la isla esa del potaje rosa.

Yo siempre he pensado que todo el mundo tiene derecho a sus cinco minutos de gloria, pero han de ser los demás los que te los concedan. En el caso que hoy nos ocupa , con mas ambiciones que la finca de Jesulín, saltó al ruedo mediático ANA MARTINEZ VIDAL, ella nunca pudo conseguir que fueran los demás los que resaltaran su dudosa valía y le concedieran la mediática gloria; ella se lleva trabajando su salto al trono de la fama desde que “milagrosamente” por artes y armas misteriosas se encaramó por la vía rápida al puesto de concejala del Ayuntamiento de Murcia, y quizá por la misma vía o con las mismas armas, pero cambiando de camiseta, alcanzó tiempo más tarde otro escaño, esta vez en la Asamblea Regional. Tampoco le valió ser portada en una de sus bodas y divorcios, de una revista local de Murcia, un sucedáneo del estilo de HOLA o Diez Minutos, ella quería más y fueron varios meses los que se estuvo trabajando el tema, ya siendo portavoz del Gobierno Regional y coordinadora de su ahora partido en la Región de Murcia, esta vez no se con que armas ni porque vía. Pues ya era de extrañar que creyéndose apoyada de los seis diputados provinciales de Ciudadanos, que ni eso tenía, convenció a los del PSOE murciano que aunque ellos disponían de diecisiete, para que ella fuera la presidenta, a lo que los de Sánchez, imagino que previas consultas, pues aunque ni el numero uno ni el dos socialistas regionales por estar bajo la sospecha de corrupción y por tanto investigados, no podían liderar el programa de “Reina por un Día” y aún así Ávalos ya estaba prometiendo desde Moncloa el oro y el moro.

Hasta que esta semana saltó a los medios, ensombreciendo la noticia de la cinta de correr de Marlaska y los nuevos muebles de su residencia oficial. Desconozco si la cinta del Ministro del Interior posee modo vibración, pero lo que sí está vibrando desde entonces es el sillón de Inés arrimadas que se estará acordando desde entonces del maldito momento en que la escuchó. Tal terremoto político ha alcanzado la ambición de la VIDAL que la reacción casi da de pleno en la línea de flotación de la Comunidad de Madrid, y puso a correr a las de Castilla León y Andalucía. Pero la avaricia rompe el saco y no solo ha reforzado los cimientos de la presidenta madrileña, que pese a estar pendiente de resolución judicial de que fue primero si el huevo o la gallina.

Por supuesto y dicho sea de paso, lo que no se esperaba -como por estas tierras se acostumbra a decir- “esta nenica” era que la reacción de quien puso su cara en los carteles electorales, y por tanto estaba comprometida con el Gobierno de la Región de Murcia y mediante pacto firmado, y que la palabra está para cumplirla. Y aunque “la nenica” solo trataba de venderle a Arrimadas que aquí tales y cuales se habían vacunado “by de face” no es menos cierto que tal tropelía ya le costó la dimisión al consejero pertinente y tampoco le vamos a echar la culpa a López Miras ni a Isabel Franco de que se haya vacunado el Obispo. Y de esta forma podemos calificar a ISABEL “FRANCO-TIRADORA DE ELITE” y de haber apuntado con honradez savoir-faire, modestia y sabiduría aunque en ello le vaya su permanencia en el partido, que visto lo visto y a resultas de lo que pase mañana en la “junta urgente” convocada por la temblorosa Doña Inés, es posible que aún mate dos pájaros, o como se dice ahora, pájaros o pájaras, de un tiro.

Y así pasa este día, en cuya sobremesa a vuestra salud y en perjuicio de la mía, enciendo el puro de los domingos que entre el aroma del café y el humo del habano pongo como excusa para escribir estas letras que solo me sirven de excusa para enviar un fuerte abrazo a amigos y familiares.

RAMON GALINDO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba