Opinión Deportes

Histórico: El FC Cartagena pasa por encima del líder R. Sporting Gijón en un soberbio lance resuelto por Rubén Castro (1-0)

Miremos por dónde el Efesé le da más emoción a la super Liga SmartBank al derrotar al con todas las del veri al primer clasificado Sporting Gijón con todo lo que ello comporta. Son de los partidos que marcan, que pasan a la historia. Inolvidables. Dejan huella indeleble, sin más rollos macabeos.

El gozo de los 6.719 espectadores reunidos en el estadio Cartagonova esta tarde noche no tiene parangón y llega a ser casi orgásmico, me lo adjetiviza un vecino de localidad. Que yo estuve también allí y cogí 4 kilos de disfrute en báscula.

Y para los gourmet del fútbol el deleite de los miles que lo vieron por Movistar o Gol TV fue un plato excelso que ni cocinado por los mejores chef del mundo, el español Dabid Muñoz o el italo argentino Mauro Colagreco, y otros más que hay entre los vapores de los ilustres fogones. Gran fogonazo el 1-0 decisivo de Rubén Castro (79′) de pisotón-penalti cometido sobre Gallar, previo visto bueno del VAR.

Ya lo cantaba Ana Belén desde tiempo inmemorial. «Anda jaleo, jaleo, ya se acabó el alboroto y ahora empieza el tiroteo».

ALEX GALLAR, EL ‘EXTRATERRESTRE’ QUE MOVIÓ EL COTARRO

Y con el ‘7’ gran canario con la escopeta lista para atizarle a Diego Marino su gol número siete, que era el décimo tanto que encajaba el portero sportinguista, no lo pierda de vista, doña Evarista. Ese impacto que llegó a la red se debió al penalti cometido sobre Gallar El Extraterrestre. Salió el catalán de refresco tras la reanudación del descanso y dijo «aquíestoy yo«.  Y se echó el equipo a las espaldas y comenzó a maniobrar sin respiro. Con juego atacante y de ayuda a la hora de apoyar a la propia defensa, Álex Gallar fue el prototipo de revulsivo. Obvio: con el apoyo de los demás. Y sin concesiones por parte de los jabatos de atrás.

 

El muy vertical Gallar intenta desbordar a Gragera. / Foto FC CARTAGENA

 

Que sí, que el Sporting se comportó, con sus movimientos técnicos, queriendo marcar los tiempos, como un gallo (finalmente desplumado) y buscó el triunfo con la calidad que tienen sus hombres. Y que sí, que el Santo Cristo del Madero se alió con el Efesé en tres pildorazos escalofriantes al palo, de ‘Látigo’ Djuka (28′),  el panameño Puma Rodríguez (33′) y Fran Villaba (66′).

_________________________________________________________________

CARTAGENA ACTUALIDAD

La Web Amiga

Todo el deporte y la información cartagenera

________________________________________________________________

Lo mejor del espectáculo se vio, digo yo, en la segunda parte, que duró 90+4, y en ella el Cartagena fue netamente superior a un Sporting que jugó con diez desde el minuto 78 por la expulsión del defensa ucraniano, el calvirolo Kravets, un máquinas cortando y atacando. En la fase inicial los albinegros le plantaron cara a un Sporting en teoría superior y sacaron fuerza para contrarrestar las hechuras de los rojiblancos. Ahí la afición debe anotarse un 11 sobre 10. Me explico. No me gustaron algunas pérdidas de balón, por Boateng, en el mediocampismo, al intentar el regateo. Tomo nota para regalarle el 6 de enero un balón solo para él. Luego se corrigió ese lastre.

EL DUELO BABÍN-RUBÉN CASTRO

David Gallego, que casi siempre viste chaleco -pero no antibalas, que el fútbol es como la guerra pero no tanto-, se puso la camisa blanca e intuyo pasó las últimas noches en vela, dándole vueltas a la cabeza pensando cómo podría su gente marcar a fuego a Rubén Castro para que éste no diese pie con bola este martes especial y perdiese el norte. «Si le encomiendo la misión a Babin (36 años) y ‘cuadrao’ como un bloque de hielo, igual se me derrite», musitó el míster del Molinón, temiendo que el central francés cayese de culo al césped. Babin no es que se derritiera, pero lo pasó mal.

Gallego, ojo que no es un piernas: con él su equipo espanyolista jugó la Europa League y relevó a Quique Sánchez Flores- Luego, en su segunda fase blanquiazul (2019-20) lo despidieron y fue relevado por el soriano Pablo Machín, quien fue el segundo de José RojoPacheta’ en el CD Numancia y hoy entrena a la sabrosa y confortable sombra de los petrodólares en Arabia Saudita.

Dejo escrito que el buen entrenador del equipo líder es Gallego pero no es de Galicia sino barcelonés de Súria,  periquito perdío de nacimiento, con corta vida en el Espanyol cuando no tuvieron paciencia con él y lo despidieron dos veces en Primera División. En el Sporting ha caído de pie y su cotización en bolsa ha escalado. Su 55 partido en Segunda se ha jugado esta tarde noche de veraotoño en el Cartagonova bajo unas luminarias apolilladas y caducas que serán jubiladas y relevadas por LED de vida. Hasta la marca del balón de los partidos. Puma Aceletare  (guate guate, aquí hay tomate) se va a ver a la perfección a más de 200 metros de distancia. Asíncontodo lo que vimos se vio bien.

El Sporting, un equipo muy consistente, peligroso en la ofensiva, con tiros a gol desde cualquier posición, fue frenado por los mosqueteros de Carrión. La colectividad defensiva estuvo notable aunque aún existe una miajita de dudas que el cero en la puerta de Marc lo hacen evaporar.

1-0, y al final con un nutrido ramillete de oportunidades de gol en el área de Mariño. El tiroteo seguía y se prodigaban los saques de esquina (un montón) sobre el arco del Xixón,que utilizó la xixonera para cubrirse. En el otro lado del campo, Marc Martínez era un espectador. No digo más. Salieron los otros revulsivos atacantes (Okazaki por M Dauda, en el 75,  y Ortuño por Rubén Castro (83′), ovacionadísimo el canario, al que no se le acaba el alpiste y ya va de pichichi en la Liga.

EL POTENCIAL GIJONÉS: 3 MILLONES MÁS QUE EL EFESÉ

La vida o la Liga, sí,  es una tómbola. Ya lo cantaba al comienzo de los 60 la rubita malagueña Marisol (Pepa Flores) por triplicado lo que expresa la letra. Es una súper tómbola, y al FC Cartagena SAD le tocó la papeleta de bailar en la undécima jornada de La Liga con un tremendo adversario: su aval moral son los 42 campeonatos disputados en Primera División; su límite salarial de más de 9’5 millones de euros, un 71% más que el de la campaña anterior, es decir más de tres millones que el del Efesé. Con 16.000 abonados a finales de septiembre, y el año anterior, 21.000 incondicionales en una población de 272.000 habitantes. Pero en el campo las masassalariales algunas veces solo sirven para hacer rollos de Pascua o tortas escaldadas como las hace el Pani.

Por la fama goleadora del Cartagena en un par se semanas (8 goles en ciento ochenta minutos, lo que da una media de cuatro tantos por encuentro) el llamado Xixón compareció en el estadio Cartagonova para cuidar su cabeza de grupo. No  pudo con los picapiedras ícues. Que viajan el viernes a Éibar para enfrentarse a otro de los colosos que este martes noqueó al Tenerife en el Heliodoro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba