Economia

La Comunidad destina nueve millones en ayudas a 112 agricultores murcianos para la protección de aves esteparias

La Comunidad destina nueve millones en ayudas a 112 agricultores murcianos para la protección de aves esteparias

 

La partida, ejecutada de manera anual desde 2016 dentro del actual periodo operativo, contempla 1’4 millones para los pagos de este año

 

El consejero Antonio Luengo pone de relieve “el vínculo estrecho entre nuestra agricultura y ganadería y la conservación, restauración y optimización de la biodiversidad”

 

El Gobierno regional, a través de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, ha destinado un total de nueve millones de euros desde el año 2016 para favorecer prácticas de cultivo que propicien la alimentación y reproducción de aves esteparias, lo que representa un enriquecimiento de la población de estas y de la biodiversidad de la Región de Murcia. Del total de la cifra, en 2022 se han concedido ayudas por importe de 1.435.185 euros a 112 agricultores.

Así lo puso de relieve el consejero, Antonio Luengo, durante su visita junto con el alcalde de Caravaca de la Cruz, José Francisco García, a una finca de Barranda beneficiada por estas ayudas, donde puso de relieve “el vínculo estrecho que existe entre la agricultura y la ganadería que se desarrollan en nuestra Región y la conservación, restauración y optimización de nuestra biodiversidad”.

“Mediante estas ayudas, además de fortalecer el cuidado de la biodiversidad en la Región de Murcia, estamos trabajando en la mitigación del cambio climático y la protección del medioambiente en nuestro territorio, que debemos recordar que es el más afectado en porcentaje de toda España por la desertificación”, añadió.

El consejero puso de relieve que estas ayudas implican que en 9.469,25 hectáreas se contribuye al cuidado de las aves esteparias. Las fincas que se han beneficiado de estas ayudas se encuentran en los municipios de Caravaca de la Cruz, 8.181,08 hectáreas; Lorca, 664,96 hectáreas, Moratalla, 598,46 hectáreas; Jumilla, 21,92 hectáreas, y Mula, 2,93 hectáreas.

Algunos de los compromisos que los beneficiarios deben cumplir son: no cosechar antes del 15 de julio; emplear para la siembra variedades de cereal de ciclo largo o medio; no recoger un 10 por ciento de la cosecha, para que las aves se alimenten; o conservar la superficie de rastrojo sin levantar hasta el último día de enero del año siguiente al de la cosecha, entre otros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba