Opinion_Actualidad

Montanaro: ESPAÑA SOBREVIVE A SÍ MISMA CADA AMANECER

ESPAÑA SOBREVIVE A SÍ MISMA CADA AMANECER.

La guerra dentro de la guerra. En estos tiempos de “memorias históricas” adulteradas y manipuladas hay que hacer una referencia verdaderamente histórica en esta nuestra Cataluña y en esta cada vez más dividida España, una referencia como metáfora del inerte estado espiritual de nuestra izquierda, antaño, actual y sin duda venidera, la lucha entre ellos por el poder, despreciando la penuria social del momento, como el paro, la deficiencia económica, los impuestos desmedidos para mantener parásitos holgazanes de la izquierda socialista y comunista de este país y, párrafo aparte nos merecen los mediocres golpistas y los canallas por etarras asesinos, a la sazón puntales hegemónicos del gobierno impúdico de Sánchez, una expectativa miserable de cogobierno.

Gracias a estos holgazanes de la moral que lidera Sánchez, solo se recuerdan las atrocidades cometidas por uno de los bandos y se ocultan sistemáticamente, los terribles crímenes producidos en la retaguardia por parte del Frente Popular. Dentro de estos crímenes Salvador Caamaño nos recuerda algunos de los más olvidados, los de izquierdistas víctimas del pánico homicida entre las propias fuerzas de la izquierda. Fue en mayo del 37 cuando se produjo un sangriento enfrentamiento armado entre contingentes del PSUC (PCE), UGT y la hegemónica ERC que hoy representa Rufián como dignidad superlativa y las fuerzas de seguridad republicanas y los anarquistas de la CNT-FAI y los comunistas trotskistas del POUM.

En Cataluña, aunque el poder oficial lo tenía la Generalitat con ERC, el poder real en las calles lo tenían los anarquistas de la CNT, de hecho, el mismo Azaña describió a Cataluña en mayo del 37 como, “Nada existe (…) Histeria revolucionaria que pasa de la palabra a los hechos para asesinar y robar; ineptitud de los gobernantes, inmoralidad, cobardía, ladridos y pistoletazos …”.

Barcelona, entre el 3 y el 7 de mayo se tiñó de sangre. Se enfrentaban dos proyectos de cómo afrontar la guerra. “Revolución y guerra al mismo tiempo», que defendían anarquistas y trotskistas y “el primero la guerra y luego la revolución» que defendían comunistas y socialistas. Agravado por las atrocidades cometidas por los grupos de “incontrolados” anarquistas, por los fracasos militares y por la desunión política en el Gobierno. Se implantó la caza al hombre, 5.000 guardias de asalto llegados desde Valencia, con el apoyo especialmente de militantes del PSUC- UGT fueron reconquistando la ciudad y acabaron.

Los anarquistas siguiendo la estela de la II república con Calvo Sotelo asesinaron al líder de la UGT, Antonio Sesé, antes de tomar posesión como Conseller de la Generalitat. Otro, Roldan Cortada, dirigente del PSUC y la UGT y exdirigente de la CNT. Otros serían asesinados en días posteriores en las checas de la policía paralela estalinista, controlada por la NKVD.  También destacados voluntarios (trotskistas) de las Brigadas Internacionales como: K. Landau, Erwin Wolf (secretario de Trotski), H. Freund, M. Rhein, o el intelectual anarquista italiano C. Berneri que días antes había escrito: “Hoy luchamos contra Burgos, mañana tendremos que hacerlo contra Moscú”. G. Orwell que se refugió en el teatro Poliorama y pudo escapar escribió: “(…) los comunistas habían logrado definitivamente el poder, el orden interior había sido confiado a los ministros comunistas, y nadie dudaba de que aplastarían a sus rivales políticos en la primera oportunidad». El balance total de las víctimas no será nunca conocido pues, muchos detenidos desaparecieron sin dejar rastro.

Los disturbios se expandieron como el agua y el ansia de poder izquierdista anegó de herrumbre y violencia toda Cataluña, en paralelo la España republicana estaba sometida al mismo dislate de poderes encontrados, la prensa, según el signo político que tuviera, como ahora entre podemitas, sociatas, para terroristas de Bildu y los delincuentes de ERC, se acusan unos a otros de fascistas y contrarrevolucionarios. Como siempre hacen, pronto se echaría tierra sobre el asunto. La líder comunista Dolores Ibárruri con calle dedicada y nombrada heroína de la izquierda, igual que Carrillo en Paracuellos, la izquierda no asesinaba, ajusticiaba…, dirá que los trotskistas del POUM se habían convertido en agentes del fascismo y debían eliminarse como “hierba ponzoñosa”. Se inició una persecución implacable que llevó a su ilegalización y a la detención de todos sus dirigentes, incluido el Andreu Nin, máximo líder del POUM, partido obrero de unificación marxista, quien por orden expresa del general soviético Orlov (responsable en España de la NKVD, o comisariado del pueblo) sería en el mes de junio, encarcelado y cruelmente torturado hasta su muerte (su cuerpo no ha sido encontrado hasta el día de hoy). Se impuso y se justificó la lógica del estalinismo. La persecución al trotskismo no cesó y así en 1940, por orden de Stalin, León Trotski, uno de los principales artífices de la revolución rusa, sería asesinado en México por el comunista catalán Jaume Ramón Mercader (convertido en agente soviético) quien utilizó para ello un piolet que le clavó en la cabeza, por este hecho sería años más tarde condecorado como Héroe de la Unión Soviética. Moraleja, ellos solo se linchan, pero en ese linchamiento nos arrastran a todos.

Lo más triste es que, de estos hechos, prácticamente nada se sabe hoy ni en Cataluña ni en España. Y esa es la dicotomía de estos sátrapas que gobiernan hoy igual que ayer y que mañana. Había que hacer algún punto y aparte en la celebración de una Constitución del 78, hoy incómoda para tiranos social comunistas, para reivindicar las más de 40 años de tranquilidad y riqueza, de emprendimiento y éxito, solo trastornado por el ansia de independencia vasca y catalana, los asesinatos de los terroristas vascos de ETA y el ansia de poder socialista de este país representada la tiranía política en un PSOE desvirtuado y desarbolado en un país más inseguro, más anárquico, más empobrecido, más caro y con más deficiencia laboral que  nunca. España sobrevive a sí misma cada amanecer. Los españoles somos capaces de hacer millonarios a seres vacíos, paletos, incultos y maliciosos. Premiamos que se critique, que se destrocen vidas, que se pisotee la dignidad de las personas, criticamos la valentía de los emprendedores, ignoramos el esfuerzo de los autónomos y sentenciamos a la empresa como culpables del despropósito laboral, ¿a cambio de qué? De la fiesta, del botellón y de la jarana, de la cultura de la subvención y de la holgazanería, de lo absurdo. España, cada amanecer despierta sobreviviendo a sí misma. Increíble pero cierto.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba